La única derrota del Real Madrid ante el Rayo provocó la destitución de Valdano

En 1995-96, el Rayo Vallecano venció 1-2 en el Bernabeu

El Real Madrid recibe hoy al Rayo Vallecano en la 24ª jornada del campeonato nacional de liga, el tercer equipo de la capital de España sólo consiguió ganar en una ocasión en el Santiago Bernabeu, aquel resultado producido en 1996 no fue un partido cualquiera, ya que significó el adiós de Jorge Valdano al banquillo del Real Madrid.

El Rayo había visitado el recinto madridista en 6 ocasiones hasta esa fecha. Un balance aterrador para ellos de 5 derrotas y más de 4 goles recibidos por partido anunciaba un nuevo purgatorio en el templo de la Castellana. El Rayito, un conjunto vallecano acostumbrado a sufrir y a convivir con dos transatlánticos del fútbol europeo en su misma ciudad, iba a vivir aquel 21 de Enero una de las jornadas con mayor gloria en toda su historia. Además provocaría todo un cambio en los cimientos de la casa merengue, ya que uno de los emblemas de la institución dejaría ese día de entrenar al Real Madrid... Jorge Valdano.

Los pilares del nuevo Real Madrid se habían levantado en torno a la figura de Valdano. Cuatro años de sequía, de dominio casi insultante del Barcelona de Johan Cruyff, habían condenado a los blancos al ostracismo. Para un conjunto ganador como ellos, la falta de títulos a principio de los años noventa tradujo el estado de ánimo de la afición en una depresión absoluta. Con la quinta del Buitre viviendo sus últimos coletazos, el Madrid se agarró a parte de sus verdugos para intentar volver a mandar en el fútbol español. La directiva comandada por Ramón Mendoza se trajo a Valdano y Redondo de Tenerife, y regaló un lugar en el equipo al apartado en Barcelona Michael Laudrup.

Las nuevas caras fueron además el revulsivo perfecto para un club que hizo del buen juego y la apuesta por el balón una de sus principales armas. Pronto los blancos comenzaron a mandar, a pesar de que en pretemporada una criminal entrada del jugador del Athletic Mendiguren a Redondo en el Trofeo Euskadi le lesionó, alejándolo de los terrenos de juego. Ausente el argentino, el centro del campo madridista se convirtió en un excelente banco de pruebas para el fútbol amado por Valdano. El recuperado Martín Vázquez, Laudrup y el inspirado Luis Enrique, fueron asistentes perfectos para las dos grandes estrellas de la delantera madridista: Iván "Bam Bam" Zamorano y José Emilio Amavisca, la gran revelación que llegaba del Valladolid y que había formado parte dos años antes de la selección olímpica que ganó el oro en Barcelona 92.

Pero el suceso que unió para siempre aquella temporada con la historia del Real Madrid, llegó en la novena jornada del campeonato. Aquel día en la Romareda, Valdano sienta a Emilio Butragueño para dar entrada a un chico de 17 años. El chaval se llama Raúl González, y será en poco tiempo el abanderado de un nuevo Madrid que parece ser capaz de ganarlo todo con un estilo futbolístico propio. Raúl juega con descaro pero falla una ocasión clarísima con el marco de Andoni Cedrún prácticamente batido. Jorge Valdano no pierde la confianza en su nueva perla, y pronto éste le devolverá con goles su apuesta.

[video:http://www.youtube.com/watch?v=C7dcRdkrDvg]

El Real Madrid conquista el título con una histórica victoria frente al Deportivo de la Coruña. La celebración en Cibeles parece ser el comienzo de un nuevo ciclo para el equipo, pero pronto los contratiempos inundarán la actualidad del club de Concha Espina.

Hacía pocos meses que Ramón Mendoza había sido reelegido como presidente del club en unas elecciones en las que batió a Florentino Pérez con escándalo y polémica incluída. La carrera a la presidencia gozó de un inusitado interés mediático, incluso con debates televisivos en Prime Time. El recuento de votos constituyó una de las leyendas negras de la historia merengue, y se llegaron a contar verdaderas historias que rozaban lo esperpéntico sobre compra y fraude en los mismos. Con este caldo de cultivo, Mendoza quedó tocado de muerte, y que la patata caliente le explotara era sólo cuestión de meses.

A principios de la temporada 1995-96 Mendoza dimite del cargo. El equipo no es el de la anterior campaña, y una serie de malos resultados comienzan a hacer declinar la pasión por el Real Madrid. En la Copa de Europa el Ajax le da un repaso en el Bernabeu, y Valdano sigue apostando por las jóvenes estrellas de la cantera. Futbolistas como Guti o Gómez reciben la alternativa, pero sin duda estamos ante jugadores todavía muy tiernos para aguantar el timón de un equipo que sueña con ser campeón de Europa.

La eliminación ante el Espanyol en la Copa del Rey precipita los acontecimientos, y tres días más tarde, el 21 de Enero de 1996, el Rayo Vallecano asesta la cornada de muerte a Jorge Valdano en el exigente coso del Santiago Bernabeu. Al Rayo lo dirigía Marcos Alonso, y tenía en sus filas a Guilherme, el " Pelé de Vallecas", que pudo en su día representar a la selección española aunque al fin y a la postre nunca llegó a hacerlo. Dos goles del brasileño fueron el epílogo para Jorge, que tres horas después del encuentro dejaba de ser para siempre entrenador del Real Madrid.

[video:http://www.youtube.com/watch?v=xbrrLY5IluM]

La gloria fue para el humilde aquel día. Hoy, 17 años después de la gesta y tras haber amargado al brillante Atlético la semana pasada, el Rayo Vallecano llega al Bernabeu como un serio aspirante a jugar competición europea el año que viene. El ejército de José Mourinho aguarda el comienzo de un nuevo derby madrileño.

Artículos destacados

Comentarios recientes