Manchester United y las remontadas en la Premier

Los de Ferguson quieren sentenciar el campeonato

El Manchester United visitará hoy al Fulham en la 25ª jornada de la Premier League, los de Alex Ferguson quieren aumentar la ventaja de siete puntos que mantienen en la clasificación respecto al Manchester City, una diferencia que podría convertirse en insalvable a tenor de lo ocurrido en la liga inglesa en anteriores temporadas. Pocos equipos han remontado tantos puntos a estas alturas de campeonato desde que la Premier nació en 1992, aunque sí que existe algún caso especial que repasaremos a continuación y que curiosamente también tiene al United como protagonista...

En el pasado Boxing Day, el Manchester United remontó hasta tres veces la ventaja del Newcastle, ganando el encuentro de forma agónica en el descuento gracias a un tanto de "Chicharrito" Hernández. Los ánimos permanecieron calientes, y una vez finalizado el choque, la batalla vivida sobre el césped de Old Trafford se trasladó a los micrófonos de prensa. Alex Ferguson y Alan Pardew se hicieron llegar durísimas acusaciones que incluían adjetivos como "hipócrita" o "mediocre". El técnico escocés del United incluso se atrevió a calificar al Newcastle como "un club pequeñito del noroeste que saca las cosas de quicio".

Las declaraciones se convirtieron en la patata caliente del entorno de las Urracas, que volvió a colocarse en armas frente a Sir. Alex Ferguson. Precisamente ahora, cuando el Manchester United intenta sentenciar el campeonato antes de que la Champions y su eliminatoria con el Real Madrid vuelva a acaparar las fechas de su calendario, se recuerda una de las remontadas más espectaculares que se ha vivido en una gran liga europea en las últimas decadas.

Los protagonistas son precisamente el Manchester United y el Newcastle, y al igual que esta temporada, el cruce de declaraciones entre el inquebrantable entrenador de los Diablos Rojos y el que fuera máximo responsable de la plantilla de los Magpies, Kevin Keegan, cobró protagonismo en aquella temporada 1995-96. En el transcurso de la campaña, el Newcastle acarició el título de forma evidente, llegando a tener una ventaja de 12 puntos respecto a sus perseguidores.

https://www.youtube.com/watch?v=xkOfXuoSPrE

Las Urracas de Tyne y Wear se vieron campeones a principio de 1996, un deseo de triunfo alimentado desde 1927, el último año en el que el equipo blanquinegro se alzó con el título en la entonces Football League. Un caso como el de 1995-96 no ha vuelto a repetirse en el fútbol inglés; la espectacular remontada del Manchester United en las últimas jornadas le condujo al tercer título de liga en la era Ferguson.

En aquel Newcastle de Keegan destacaban sus hombres de ataque por encima del resto. El genial David Ginola se destapó en su primera temporada en las Islas británicas, acompañado por Les Ferdinand y el "Pulpo" Asprilla, que llegó en Febrero para reforzar a un líder que estaba a punto de comenzar su caída a los infiernos. Dos jornadas sin ganar a domicilio ante el West Ham y el Manchester City acercaron en la clasificación al United en su persecución hacia el título.

El 4 de Marzo de 1996 era un día clave en St James' Park. El Newcastle podía llevarse media asa del título si derrotaba al segundo clasificado, el Manchester United, al que aventajaba en cuatro puntos con un partido menos. Pero durante el choque, la experiencia de Peter Schmeichel y el aplomo del centro del campo rival, se tornaron en pesadilla para las Urracas. Una acción maravillosa de los visitantes con remate final de Eric Cantona, volvió a meterles en la lucha por el campeonato.

El United remontó su desventaja en la Premier al mismo tiempo que Alex Ferguson y Kevin Keegan entraron en una absoluta batalla dialéctica. A falta de dos jornadas, se disputó en Old Trafford un encuentro aplazado de los diablos rojos frente al Leeds. El gol de Roy Keane dio la victoria a los locales, pero Ferguson se destapó con unas sorprendentes manifestaciones en las que criticaba la ambición que los de West Yorkshire habían mostrado en este choque: "si hubieran jugado con la misma intensidad durante toda la temporada entendería que mejoraran su nivel en Old Trafford, pero hacerlo sólo aquí es patético".

Las palabras fueron todo un mensaje para el Newcastle, que debía jugar días más tarde en Elland Road precisamente con el Leeds. Tenían que ganar para seguir manteniendo opciones, pero las insinuaciones de Ferguson encendieron a los jugadores de Howard Wilkinson, que no le pusieron nada fácil las cosas al Newcastle. Los de Keegan vencieron 0-1, y tras el encuentro el técnico que fuera en su día jugador de Liverpool y Hamburgo, estalló en una entrevista realizada por Sky TV en la que perdió las formas y dio rienda suelta a la emoción contenida en los días anteriores.

http://www.youtube.com/watch?v=_Yenzdq5g6o

Jugar con la presión mental es vital en estos casos, y en 1996 la estrategia de Ferguson fue perfecta para terminar firmando una remontada que se antojaba casi imposible a principio de año. Ahora, con muchos años de diferencia desde entonces, se encuentra en la situación contraria... debe hacer servir la influencia que posee ante sus hombres y frente a los inmediatos perseguidores de la liga para terminar conservando la ventaja de la que a día de hoy disfruta.

Artículos destacados

Comentarios recientes