Chelsea: Frank Lampard, héroe políticamente castigado

El centrocampista abandonará Stamford Bridge a final de temporada

El hasta ahora feliz y exitoso matrimonio entre el Chelsea y Frank Lampard ha llegado a su fin y el centrocampista inglés abandonará Stamford Bridge a final de temporada, una vez finalice su contrato con los Blues. Analizamos las causas de este divorcio de la mano de José David López.

Roman Abramovich liquidó la deuda de 110 millones que ponía en peligro el fútbol en el oeste de Londres, reforzó su teoría con más de 600 millones de euros en fichajes y consiguió situar su ‘juguete’ en la élite mundial en apenas una década. Ganó todos los títulos nacionales posibles en Inglaterra (Carling, FA Cup o Premier) y empezó a ser competitivo en el continente año tras año. Pero la verdadera grandeza, el sueño de convertirse en rey de Europa, sólo pudo levantarlo hace unos meses tras una serie de desdichas e imprevistos que situaron su movimiento Blue en lo más alto. El ‘milagro’, ejemplificado en varios cambios de entrenadores, premisas futbolísticas y planteamientos deportivos, desestructuró cualquier movimiento de mercado para engalanar su plantilla. Sólo la fuerza competitiva de una base equilibrada cuyo orgullo sí entiende la realidad del Blue, pudo construir la fortaleza sobre la que todos los enemigos acabaron estrellados en una Champions para la leyenda.

Era la respuesta a unos ideales de vestuario que se habían visto en peligro durante meses (casi años). Desde la directiva del propio Abramovich se enumeran con sorna sus peripecias de banquillo, buscando siempre nuevos inquilinos que rompieran la liturgia anterior y que iniciara una renovación con caras nuevas, héroes vanguardistas y jóvenes en plena proyección. La teoría de todos sus movimientos se basó en destruir la fuerte y sólida unión de valores que residía (para bien y para mal) en los veteranos, pues el triunvirato Terry-Lampard-Drogba (con Ashley Cole y Petr Cech por detrás), debía concluir. Pero sus estrategias de mercado y sus improvisadas decisiones, jamás lograron girar la situación más allá del título europeo. Por ello, desde hace más de un año, las tornas fueron mucho más agresivas y el club recalcó que iniciaba una nueva política de valores donde no se renovaría el contrato de un jugador de más de 30 años por más de una temporada. Una clara amenaza y aviso para los líderes de un vestuario que no se fracturó deportivamente sino que se romperá paulatinamente por finalidad de contratos. Por ello, Frank Lampard es ya el héroe políticamente castigado.

[video:https://www.youtube.com/watch?v=I4XUG3HZfPk]

El mediapunta inglés, después de una década en el proyecto, ha levantado 13 títulos colectivos y 17 distinciones individuales, siendo el mayor goleador histórico del club y bandera eterna sobre la que apoyarse en recuerdos exitosos. Un perfecto llegador con disparo formidable, capacidad asociativa y empuje desde segunda línea para aglutinar estadísticas más propias de un goleador de área que de un aporte externo. Un rol que defiende con más problemas y críticas de lo habitual en los últimos cursos, donde su físico y su ritmo han cedido, facilitando la apariencia de detractores. Caracterial, siempre líder y ejemplo de competitividad ganadora, hace unos meses confesó fríamente que “no hay nada hablado ni creo que lo habrá, la pelota está en el tejado del Chelsea”. Una clara referencia a su futuro, alejado de un club al que dio todo y que ahora no le corresponde por una nueva política económica y deportiva. No abandera al icono y a sus valores pero, de igual manera, no abandera el mantener a un nivel menor una ficha tan alta como la del llegador Blue (150.000 libras semanales).

Habiendo rechazado ya propuestas firmes del Everton (lo ataba para tres temporadas más en la élite competitiva de la Premier) y dejando caer que pese al amor que le llega desde Inter de Milan no pretende jugar en suelo italiano (pese a que ocuparía un rol inicial casi fijo como mediapunta), el catalogado por José Mourinho en su día como “mejor jugador del mundo”, tiene los días contados en su entorno londinense y una postura muy avanzada rumbo a la MLS. Tras la marcha de su compatriota David Beckham, Los Ángeles Galaxy han ofrecido una cuantiosa oferta financiera y un nuevo reto deportivo al inglés, que ha asegurado que tiene la “determinación de seguir jugando varios años” por más que sus más de 750 partidos de experiencia no sean suficiente credibilidad profesional para Stamford Bridge. “Pase lo que pase he vivido una etapa fantástica en el Chelsea y las cosas no duran para siempre por más que yo así lo deseara”.

[video:https://www.youtube.com/watch?v=SfUnQkJkYoU]

Su compañero y fiel amigo John Terry, no ocultó sus críticas hacia la directiva del club, asegurando que no renovar a Frank sería “esconder al héroe, leyenda y máquina goleadora”. El central, que en breve va a toparse con el mismo problema que ya acecha igualmente este curso a Ashley Cole, publicó en twitter una foto con Lampard celebrando la última FA cup que lograron el año pasado: "Debemos retirar el número "8" en honor de Lampard". Un último aliente de ánimo para el líder de un movimiento blue que ya es historia y que empieza a fracturarse por motivos políticos. Lo que el fútbol no logró derrumbar, lo acabará destruyendo Abramovich…

Artículos destacados

Comentarios recientes