A Tigre le roban la Copa Sudamericana a punta de pistola

En la final de la Copa Sudamericana que se dio por ganada a los brasileños

Sao Paulo, campeón de la Copa Sudamericana 2012 Sao Paulo, campeón de la Copa Sudamericana 2012

Bochornoso desenlace en la final de la Copa Sudamericana que disputaron el Sao Paulo de Brasil y el Tigre de Argentina terminó en batalla campal. A la conclusión del primer tiempo, con 2-0 en el marcador como consecuencia de los goles de Lucas Moura (minuto 23) y Osvaldo (minuto 28), los dos equipos se enzarzaron en una pelea sobre el terreno de juego en la que tuvo que intervenir la policia.

[video:http://youtu.be/xbjp8JmP12I]

Tigre se negó a saltar al terreno de juego en la segunda mitad después de haber recibido una importante agresión por parte de la seguridad del estadio brasileño, con lo que el árbitro del encuentro, el chileno Osses, dio por finalizado el partido y le dio el triunfo a Sao Paulo, proclamándolo como deshonroso campeón de la Copa Sudamericana 2012.

Según declaraciones que recoge el diario Olé, lo que se vio sobre el terreno de juego sólo fue el comienzo de una vergonzosa pelea en la que Tigre fue maltratado por la policía local. "Nos pegaron, se metieron adentro del vestuario. Es una vergüenza, nos mataron a palos", relata Lucas Orban. "Me tuvieron que coser, esto es desde el arranque. No nos dieron lugar para entrenar, no nos dejaban. Nos estaban esperando para cagarnos a palos. Una locura. Treinta tipos, estaba todo armado, una tontería, un mamarracho sin sentido", explicó Galmarini.

"Sacaron fierros, cagones, sacaron revólveres para amenazar. Hubo zona liberada, nos cagaron a palos", agregó el veterano jugador. "Uno de ellos sacó el revólver. Y empezaron a pegar y lastimar. Entró la policía y los agarró a palos. Una locura", cuenta Gorosito.

[video:http://youtu.be/I2HPBFmHI3k]

Pese a todo esto, el árbitro dio por finalizado el partido en el descanso con 2-0 en el marcador y la Conmebol le dio la victoria a Sao Paulo. Tigre regresa a Argentina apeleado y sin opciones de luchar por el título. Una vergüenza, otra más de las que perpetra la Conmebol.

Artículos destacados

Comentarios recientes