Mesut Özil, otro descarte de Guardiola

Pudo fichar por el Barça

Mesut Ozil con el Real Madrid Mesut Ozil con el Real Madrid

Que Özil es uno de los mejores del mundo lo saben hasta en el Inter de Milán, el mayor dilapidador de jugadores quizás de la historia, según mi opinión, no necesariamente humilde. Que Özil pudo fichar por el Barcelona antes de hacerlo por el Real Madrid lo sabe bien Josep Guardiola, pues él mismo descartó la opción de apostar por el alemán para despejar el camino a quien quería de verdad el vestuario (tampoco necesariamente la junta de Sandro Rosell) y que no era otro que el falso 9, Cesc Fábregas.

A precio de oro, 40 millones de euros, se produjo por fin el regreso del hijo pródigo a Can Barça cual Gerard desde el Valencia, aunque cuando llamó a su puerta el poderoso caballero con la tarjeta de visita Don Dinero bien que la abrió de par en par Cesc para irse al Arsenal. Que los colores en el fútbol son los que deben ser.

[video:http://www.youtube.com/watch?v=X2uBQgr43DY]

Bueno. Volviendo a Özil, que el fútbol siempre es un árbol con ramas bien desplegadas, el caso es que al alemán se lo ofrecían ya al Barça. Y a buen precio. Menos de 20 millones, que es lo que pagó finalmente el Real Madrid ante el no de Guardiola.

Pep, además, se sentía cubierto de necesidades y opciones con Xavi e Iniesta, aunque lo principal era esperar una temporada más para dejarle hueco a Cesc, por el que presionaban los pesos pesados catalanes del vestuario por todos conocidos y que ya hicieron el trabajo de pleno convencimiento en las concentraciones de la Selección española. Resumiendo, que un gerundio bien usado es válido, Cesc cerró el paso a Özil pero también cometió un error Guardiola donde siempre más le dolió, en los fichajes, en su ojo bizco ‘buñueliano’ para el mercado.

Los fiascos de Chygrynskiy e Ibrahimovic, tan caros como finalmente horribles en su rendimiento, siempre marcaron de algún modo a Guardiola en el Barça para mostrar su lado humano y no sólo divino. Para enseñar que el mejor entrenador de fútbol del siglo XXI podía fallar y “no mear siempre colonia” en sus propias palabras para bajarse públicamente del pedestal.

[video:http://www.youtube.com/watch?v=I9MP0Lt9l24]

Özil triunfa hoy en el Real Madrid y en la Selección alemana, por mucho que los agoreros le acompañen del estigma de cierta tendencia a esconderse en los partidos trascendentales, los definitivos. También lo hicieron al principio con Cristiano Ronaldo. Pero no es así. Al alemán de ojos saltones, realmente más turco que teutón, le vuelve a salir todo, presionado a su vez por su jefe, Jose Mourinho, que le ha arreado cuando ha bajado en intensidad en el comienzo de esta temporada.

Ahora, con sus goles de libre directo para sumar puntos decisivos ante el Borussia de Dortmund y el Valladolid, el ex del Werder Bremen (dupla brutal la que formaba a orillas del río Weser con Marko Marin –Chelsea ahora-, por cierto) ya justificó entonces el garrafal ‘mistake’ del Schalke 04 al dejarlo marchar hasta el norte de Alemania.

[video:http://www.youtube.com/watch?v=d6CLpQR0Jn8]

Por eso, igual a Özil le encantaría que en el sorteo de octavos de final de la Liga de Campeones le toque en suerte el equipo azul de la Cuenca del Ruhr, el de su ciudad natal, el conocido en Alemania como “el campeón de los corazones” por todo lo que ha perdido dramáticamente para ganarse el afecto generalizado ante su infortunio desmedido.

Y también lo perdió a él, a Mesut, un 10 como la copa de un pino de la Selva Negra, que pudo ser del Barça sin serlo por error quizás estratégico de Pep. ¿Porque quién frenaría una medular Xavi-Iniesta-Özil? Lo sabe hasta Pep. Celebra el Madrid.

Artículos destacados

Comentarios recientes