Entrevista a Raúl Caneda: "Fichar por el Al-Ittihad no es una aventura, es fútbol"

Disputará la semifinales de la Champions League asiática. Está triunfando y nos lo cuenta en esta entrevista personal para Fútbol Primera

Entrevista a Raúl Caneda, el entrenador español que se sienta en el banquillo del Al Ittihad y busca un sitio en la final de la AFC Champions League enfrentándose al Al-Ahli en semifinales. Descubrimos como se viven las horas previas a la semifinal en este equipo de Arabia Saudi con marcado acento español.

“Esto es fútbol, no es una aventura”. Esa fue la respuesta, tan contundente como realista, con la que el entrenador del Al Ittihad de Arabia Saudi, el español Raúl Caneda, me demostró su enorme personalidad. Pasó por la escuela juvenil gallega del Real Madrid como coordinador, fue director del congreso internacional de fútbol en 2004 y 2005, además de fundador-director del curso de formación al fútbol de la Universidad de Barcelona. Pero sus premisas e ideales le unieron muy pronto a Juanma Lillo, con el que se adentró en los banquillos como asistente, acompañándolo en Dorados Sinaloa, Real Sociedad o Almería, hasta que hace unos meses recaló como primer entrenador en un proyecto tan díscolo como el del Al Ittihad.

La mirada de todo aficionado hacia el fútbol asiático sigue siendo, aún hoy, escéptica. Se ignoran clubes, jugadores y competiciones salvo en casos aislados, salvo días de élite y citas remarcadas. Una de ellas es la que él vivirá en primera persona este miércoles, cuando busque en Jeddah, en el derbi ante el Al-Ahli, la finalísima de la AFC Champions League. Allí, en lo alto de la pirámide de un fútbol tan exótico como atractivo, tan creciente como aún desconocido, su proyecto tomará forma definitiva ante un objetivo apasionadamente deseado: ser el mejor club de Asia.

Pregunta: Siempre vinculado a Juanma Lillo, al que has acompañado por México y España en diferentes clubes… ¿Guardas relación directa con su estilo y propuesta de fútbol?

Respuesta: Me cuesta asociar un estilo de juego a lo que es el entrenador. Creo que el estilo lo definen las posibilidades de los futbolistas. Una vez dicho esto, también está claro que la capacidad de estimular la capacidad de los futbolistas depende de la capacidad del entrenador en esas tareas. No se guarda una relación o no, sino que se cree en unas cuestiones o no.

P: ¿Qué contexto se generó para que acabaras en Arabia Saudi dirigiendo al Al-Ittihad?

R: Pues una mezcla de relaciones y casualidades difíciles y largas de contar. Yo ya había estado en varias etapas como asistente y segundo entrenador, pero esta vez los contactos facilitaron alguna opción como esta y cuando entendí lo grande que era el Al Ittihad, no lo pensé. Es fútbol ante todo. No es sólo una aventura.

P: Sitúanos a tu equipo dentro del panorama saudí y asiático…

R: Es el equipo más seguido del mundo árabe con tradición ganadora en Asia. También requiere por ello mucha presión, pero en los dos últimos años, con muchos problemas económicos y organizativos, las intenciones estaban siendo otras. La fuerza de la masa social, lo conocido que es en el país, la aureola que guarda por sus títulos y lo que simboliza aquí, demuestra que Al Ittihad es un equipo gigante en el continente.

P: Te hemos visto levantar el ánimo del equipo, del vestuario y lograr grandes resultados. Tanto, que tras vencer al millonario Guanzhou, estáis en semifinales de la AFC Champions Asia…

R: La verdad que las cosas están yendo bien. Somos una generación mayor ya, pero con un espíritu competitivo muy alto para partidos importantes. Este nivel se nota y en partidos determinantes, ese bloque, esa base y ese trabajo de jugadores que se conocen bien, es muy interesante. Tenemos mucha fuerza interior como colectivo y eso es clave.

[video:http://www.youtube.com/watch?v=Fnfo95kgDLo]

P: A nivel institucional… ¿Qué sensación te deja ahora mismo las instalaciones de lujo y los grandes retos de tu club?

R: Todo lo que tenga que ver con medios que se puedan comprar no hay problema. Otra cosa son las costumbres de rigor y profesionalidad tal como las entendemos nosotros. Bajo mi punto de vista, en Europa se le da una importancia exagerada a aspectos secundarios. Interesantes vistiéndolos de importantes. Siempre bajo esa aurea de la profesionalidad que muchas veces obvia lo único realmente importante: el juego y los futbolistas. Sin ellos nada sería igual y de nada sirve lo que uno pueda aportar desde fuera. El césped habla.

P: ¿Cómo ha sido para ti hasta ahora la experiencia de trabajar para un jeque? Ha dado la cara por ti en alguna ocasión donde las cosas se torcían, ¿verdad?

R: Cuando de 25 partidos solo pierdes uno y, además, te vale para pasar la eliminatoria (Guanzhou) los apoyos son unánimes. De momento aún no se ha torcido nada como para sentir en que se afianzan los apoyos, pero es cierto que los resultados también mandan aquí y lo que importa ahora mismo es rentabilizar cada partido, sacar provecho de cada diferencia y saber encarrilar una dinámica positiva tal y como hemos logrado en estos meses.

P: El fútbol asiático está cambiando. Los clubes japoneses y coreanos, que eran dominadores, cada vez venden más a sus jugadores a Occidente mientras árabes, qataríes y chinos realizan mayores inversiones. ¿Qué lectura sacas de todo esto tú que lo vives in situ?

R: En tiempos de crisis en Europa, este fútbol financieramente se ha convertido en muy poderoso. Creo que la liga china dará pronto mucho que hablar, puesto que son estrictos en su trabajo, quieren progresar, tienen fe en que pueden hacerlo y, desde luego, están capacitados por medios y energías para lograrlo. Sin duda China ayudará al resto, a los que le rodeamos. Ellos tienen estadios, afición, dinero y muchas ganas de ser importantes en el fútbol. Y un país enorme interesado en ello, lo acaba logrando.

P: ¿Están japoneses y coreanos ya al nivel de poder competir de igual a igual con potencias mundiales?

R: Mientras el fútbol sea un producto cultural, los países con tradición llevan ventaja. No es fácil comprar todo lo que la historia y la tradición dan a la hora de conocer y desarrollar una actividad. Por ello, pese a que sí han mejorado, en Europa y en América llevan mucha ventaja en cuestiones que ni se compran ni se aprenden en unos años. Aún queda camino por recorrer.

P: Rijkaard por ejemplo, ya es seleccionador nacional de Arabia Saudi. ¿Es esto una lectura de intento de progresión?

R: Es una muestra de la atracción que el éxito siempre genera aquí. Si un entrenador de su nivel llega aquí se debe a dos cosas. A que le han convencido con el proyecto y a que las energías de que llegara han sido tan atractivas como para lograrlo. Siempre es bueno, puesto que anima a los que practican y aman el deporte aquí. Contar con los mejores siempre es positivo.

P: ¿Se valora más al técnico español en estas latitudes?

R: El futbol español esta ahora justamente mitificado. Nos encuentran virtudes que seguramente no tenemos y que jamás nos habían destacado y repetido tantas veces como ahora. El éxito de lo español nos impulsa a todos pero el trabajo al final es lo que acabará decidiendo si alguien vale o no sea español o no.

P: ¿Cuál es tu reto máximo en esta gran aventura que va con tanto éxito ahora mismo?

R: Evidentemente más allá de ganar la AFC Champions Asia no hay nada. En mi cabeza solo hay sitio para eso y conseguirlo es el único propósito que tengo ahora mismo.

P: Mucha suerte y muchas gracias. Te queremos en la final.

R: Gracias. Espero que así sea

También te interesará:

TODAS LAS ENTREVISTAS DE FÚTBOL PRIMERA.ES

ESPAÑOLES POR EL MUNDO

Artículos destacados

Comentarios recientes