Athletic Club de Bilbao, una historia ligada a Francia

El club vasco mantiene fuertes lazos con el país galo

El Athletic Club de Bilbao en la Europa League El Athletic Club de Bilbao en la Europa League

El Athletic Club de Bilbao visita al Olympique de Lyon en la tercera jornada del grupo I de la Europa League, un partido que representa un nuevo capítulo en las visitas del club bilbaíno a Francia, país con el que el Athletic mantiene fuertes lazos.

El Athletic de Bilbao, actual subcampeón de la Europa League, se juega su futuro en competición europea. El partido frente al Olympique de Lyon llega en una situación límite para el conjunto rojiblanco, que acumula diez encuentros sin ganar fuera de su estadio (contando las dos derrotas en finales de la pasada temporada). La situación contrasta con la de su rival, que solo perdió un partido en su campo en esta nueva campaña, y podría asegurar virtualmente su clasificación a la siguiente fase de la Europa League de conseguir la victoria en el encuentro de esta tarde.

La relación histórica del Athletic de Bilbao con Francia es notable. No en vano, el sur del país reúne a un destacado núcleo de aficionados del club rojiblanco; dos peñas oficiales del Athletic tienen su sede allí, concretamente en Bayona y Hasparren. Además, la particular política en materia de fichajes del club bilbaíno abrió las puertas a Bixente Lizarazu, lateral titular de la selección francesa nacido en San Juan de Luz. La medida estuvo rodeada de polémica, y hace pocas fechas el debate volvió a abrirse cuando el Athletic planteó la incorporación de Antoine Griezmann. El futbolista de la Real Sociedad podría jugar en el club bilbaíno siguiendo el criterio de formación en clubes vascos para jugadores no nacidos en las demarcaciones territoriales que establece la filosofía del club. En el pasado, jugadores como Patxi Ferreira o Loren, y más recientemente Fernando Amorebieta por ejemplo, recibieron el visto bueno para vestir la camiseta del Athletic pese a haber nacido fuera, aunque cada uno de los casos tiene una particularidad y un fondo distinto. En el caso de Griezmann, ser natural de la región de Borgoña no le ha ayudado a convencer a parte de los estamentos del club, que no llegan a reconocer que el futbolista fue formado en base a criterios cercanos a su filosofía. En cualquier caso, su elevado precio puso fin a la especulación e hizo a todas luces imposible la contratación.

Los bombos de las competiciones europeas fueron caprichosos, y nos ofrecieron pocos enfrentamientos entre el Athletic de Bilbao y clubes franceses. Hasta el momento solo se jugaron tres, dos de ellos frente al Girondins de Burdeos, un número corto de eliminatorias comparadas con las siete que disputó el Athletic ante equipos italianos o las nueve en las que se tuvo que ver las caras frente a conjuntos de Inglaterra.

De todas las visitas a Francia, la más recordada fue el retorno del Athletic a la Copa de Europa tras el famoso cruce de octavos de final contra el Liverpool sucedido en 1983-84. Los hombres de Javier Clemente retornaban a la máxima competición europea tras haber vuelto a ganar la liga, esta vez en el último suspiro con los dos goles de Jesús Íñigo Liceranzu. El rival de la primera eliminatoria no pudo ser más peliagudo, ya que se trataba del Girondins de Burdeos, flamante campeón de la primera división francesa por primera vez en 34 años, y que contaba en sus filas con varios de los integrantes de la selección francesa que se había proclamado campeona de Europa unos meses antes en París frente a España.

El Athletic de Clemente era un conjunto batallador, el último eslabón de la hegemonía vasca en el campeonato nacional de liga. Sus éxitos y la extrema rivalidad que mantuvo con el Real Madrid y sobre todo con el Barcelona aquellos años, le colocaron como la alternativa más seria al dominio de los grandes en los años ochenta. Sin embargo, sus resultados en las competiciones europeas fueron muy pobres. Unas veces la dificultad de los rivales que le tocaron en suerte, y en otras el bajo rendimiento de la plantilla, provocaron que el Athletic no pudiera regalar al público europeo las tardes de fútbol con las que sí obsequió a los aficionados en los campeonatos nacionales.

Jugadores como Andoni Goikoechea o Dani, resistían desde la única final continental que los rojiblancos jugaron, la de la Copa de la UEFA de 1977 ante la Juventus. Pero el grueso del equipo lo conformaban futbolistas que sobresalieron más tarde, como Andoni Zubizarreta, De Andrés o Sarabia. El partido de ida de la primera eliminatoria de la Copa de Europa 1984-85 se jugó el 19 de septiembre de 1984. El colega en el banquillo de Javier Clemente era un hombre con el que coincidiría 14 años más tarde en la Copa del Mundo de Francia, el galo Aimé Jacquet. El Girondins reunía a una auténtica constelación de estrellas como Bernard Lacombé, Patrick Battiston, el germano Dieter Muller (que fue noticia en las últimas fechas), Jean Tigana (que no fue alineado frente al Athletic) y sobre todo al insigne y mágico Alain Giresse.

El Athletic dio la cara en el partido de ida jugado en Burdeos. La exquisitez de los campeones de Francia fue contrarrestada por la fuerza y orgullo de los vascos, que llegaron a empatar en dos ocasiones el partido con tantos de Endika y Julio Salinas. Finalmente, el Girondins terminó ganando por un estrecho 3-2 que dejaba las espadas prepardas para el encuentro de vuelta.

[video:http://www.youtube.com/watch?v=6bArpDuGN8c]

En Bilbao los de Clemente llevaron la iniciativa del juego, pero no pudieron conseguir el tanto que les habría dado la clasificación. El Athletic salió en tromba y dominó el encuentro, pero la mala suerte y una discutida actuación del colegiado veneciano Paolo Casarín, evitaron que el Athletic pudiera pasar a la siguiente ronda.

Aquel Girondins haría historia y terminaría jugando las semifinales de la competición, en una disputada eliminatoria frente a la Juventus de Platini. Se podría decir que Michel (el mejor de toda su generación) era uno de los grandes futbolista galos que le faltaba a la plantilla del Girondins en aquellos tiempos. Con el recuerdo de otras eliminaciones, el Athletic no quiere decir adiós prematuramente a una competición que le hizo soñar el pasado año. Su futuro se juega en la cercana Lyon a partir de las 19.00.

LA APUESTA del día

Fenerbahçe y Kayserispor jugarán mañana viernes, 20 de marzo de 2020, su encuentro correspondiente a la jornada 27 de la Superliga de Turquía

 

Artículos destacados

Comentarios recientes