Aquella vieja aspiración de un Mundial bienal

Blatter quiso organizar un Mundial cada dos años

El suizo Joseph Blatter, presidente de la FIFA desde 1998, ya estuvo barruntando precisamente por esa época la conveniencia de dar un golpe en la mesa de la historia del fútbol. ¿Cómo? Organizando una fase final de la Copa del Mundo cada dos años y no cada cuatro, como es norma inexcusable desde 1930 salvo el ‘impasse’ de la Segunda Guerra Mundial. Encargó Blatter un estudio de la situación para ver la viabilidad de un Mundial bienal (no confundir con bianual, que sería dos veces al año y aquí se trataba de una vez cada dos años) y se llegó a interesantes conclusiones. La primera, la habitual, la más esperada en realidad: cambiarlo todo para que todo siga igual. De paso, eso sí, sirvió para avanzar en la consecución del necesario calendario internacional unificado, retocado recientemente hasta alcanzar el acuerdo de jugar los viernes y martes y evitar que el virus FIFA sea aún más dañino para los que pagan las fiestas en otros locales, los clubes, los dueños de los jugadores salvo en el caso de Jorge Mendes y de otros listos del asunto. Pero esa es otra historia…

De lo que sí se dio cuenta Blatter con aquello, y también las principales federaciones de las selecciones más potentes, es que el Mundial cada dos años podría ser viable por calendario, sí, aunque cambiando de manera frontal el sistema de clasificación. Se establecerían algo así como dos divisiones, los buenos y los malos, para que existiera antes una criba entre los segundos, con todo el respeto aunque asumiendo la obligada dosis de realidad. Es decir, España no jugaría más contra Georgia y Bielorrusia, por poner su ejemplo del Grupo I camino de Brasil 2014 (victorias 0-1 y 0-4 como visitante), pero sí con los que pasaran la purga del pelotón de los torpes. Y así por todo el mundo, incluyendo a Islas Salomón, goleada tenísticamente por Nueva Caledonia (2-6) el pasado jueves ¿o fue viernes? por el rollo de un huso horario tan lejano y diferente.

Con aquella vieja pretensión, se mantendrían, en cambio, las copas de cada continente cada cuatro años (debería adaptarse la siempre rebelde Copa de África y su torneo bienal en enero rompe calendarios) de tal forma que sería algo así en una simulación actual, con un año de descanso después de tres seguidos: Brasil 2014 (Mundial) – Francia 2016 (Euro) – Rusia 2018 (Mundial) - ???? 2019 (Euro) – Qatar 2020 (Mundial) – 2021 (descanso) - ???? 2022 (Mundial) - ???? 2023 (Euro)…

LA PREGUNTA: ¿TE PARECERÍA BIEN QUE HUBIERA UN MUNDIAL CADA DOS AÑOS?

Artículos destacados

Comentarios recientes