Marruecos: Abdel Barrada, Zakaria Labyab y Nordin Amrabat, foráneos de futuro

Se enfrentarán a España en la última jornada de la fase de grupos de los Juegos Olímpicos de Londres 2012

Hace apenas dos meses finalizaba la temporada futbolística en la GNF 1-Botola, la Primera División Profesional de Marruecos. El campeón era, por vez primera en su historia, el hasta ahora modesto Maghreb Athletic Tetouan (una escisión del Ceuta desde su independencia), ausente de títulos en todas sus secciones y más acostumbrado a pelear en el segundo nivel del país. Sin embargo y pese a ser una gran noticia la continuidad de la selección marroquí en la élite como clasificada para los Juegos Olímpicos de Londres 2012, ninguno de sus campeones nacionales con el Athletic Tetouan, fue llamado al evento deportivo del año. La justificación no habría que ofrecerla solo al campeón, sino que solo uno de los jugadores de su campeonato (el centrocampista Abdellatif Noussir, disputa el campeonato local con el FUS Rabat).

El dato puede parecer irrelevante teniendo en cuenta que no es un caso aislado de ‘extranjerismo’ en la selección nacional, pero sí duele y preocupa más por el hecho de ser un combinado Sub 23 y no la absoluta. Y es que, si detallamos a cada selección participante en esta cita olímpica, solo Marruecos presenta esa visicitud tan alejada de lo patriótico y del espíritu que proclaman estas competiciones, ya que hasta su seleccionador es el holandés Pim Verbeek. Para completar el malestar de la sociedad marroquí, los resultados siguen siendo nulos para seguir la estela de progresión que se anhela hace tiempo y que se ha cortado en la última década de manera flagrante. No se generan iconos referenciales en Europa, sus clubes han dejado de ser competitivos a nivel africano y cada vez peligra más su clasificación a eventos de índole mundial. Y en esa tesitura delicada, de nuevos obligados a una osadía para clasificarse para la siguiente fase, Marruecos intentará sorprender a España con tres jugadores claves cuya combinación aún no ha funcionado.

Abdelaziz Barrada (Getafe): Otro representante francés de origen marroquí (como la gran mayoría), formado durante varios años en el PSG que hace dos, decidió cambiar de destino y buscar acomodo en España. Lo encontró en Getafe, donde ahora es uno de los pilares de cara al proyecto de futuro de los azulones. Un año en la cantera fue suficiente para ganarse confianza y debutar el pasado curso para hacerse fijo en el mediocentro, desde donde intenta marcar identidad, poner criterio y generar espacios que aprovechar con su gran llegada. Así lo demostró con varios goles e la Liga (mención especial para uno convertido ante el Atlético) así como en estos Juegos, donde ya demostró su capacidad en el debut con gran golpeo. Humilde, vive con amigos en la ciudad madrileña y con la tranquilidad de una entidad que lo va a cuidar. Referencias estables que a sus 23 años ya le colocan como uno de los referentes marroquís de los próximos años.

Zakaria Labyad Marruecos MoroccoZakaria Labyad (Sporting Portugal): Perteneciente a las raíces magrebíes creadas en las últimas décadas en Holanda, nació en Utrecht y con solo once años, un scout del PSV lo vio jugar en las calles para llevárselo al Phillips Stadium. Tal fue su ascensión y protagonismo en la cantera del club, que con apenas 16 años debutó como profesional en la Eredivisie, durante una etapa en la que los excesivos elogios y las grandes esperanzas para el futuro, le hicieron dudar sobre sus colores. Y es que Labyab llegó a jugar hasta tres partidos con la Sub 17 holandesa pero reaccionó y solo unos meses después, recuperó el escudo marroquí para alegría de sus padres. Una decisión que muchos aseguran que truncó su futuro en Eindhoven, donde seguiría siendo importante pero sin la sensación de brillantez de sus primeros días. Su mentalidad ambiciosa, aunque arriesgada, le ha obligado a tomar la decisión de marcharse al Sporting de Portugal hace solo una semanas y ha llegado a Londres 2012 con las ideas aún en el aire. Desequilibrante, veloz, de gran llegada y aún por explotar puesto que aún tiene 19 años, es la gran esperanza del país.

Nordin Amrabat (Galatasaray): Al igual que Labyab, pertenece a la generación de origen marroquí nacida en Holanda (en su caso, Naarden). Su carrera lleva el camino perfecto para quedarse en el camino de lo que pudo haber sido y es que este extremo de velocidad, desequilibrio y capacidad de llegada desde segunda línea, se destapó muy pronto en el fútbol oranje y el PSV lo contrató hace ya cinco años. Dos campañas pasó en el Phillips Stadion, donde su gran impacto inicial como revulsivo, dejó un aroma de decepción con el paso de los meses. Fue vendido al Kayseispor turco en un claro paso atrás en sus aspiraciones pero tras dos años de regularidad y buenas estadísticas, ha encontrado una puerta a la esperanza para su mejor nivel, pues hace semanas ha sido contratado por el Galatasaray (pagando además nada menos que 8 millones de euros).

[video:http://www.youtube.com/watch?v=fE_W5M4c200]

Artículos destacados

Comentarios recientes