Escocia: La insignificante vida del Newco Rangers

El nuevo Rangers inició su andadura en la Copa Ramsdens.

Lee McCulloch marcó el primer gol del The Rangers Football Club Lee McCulloch marcó el primer gol del The Rangers Football Club

El nuevo The Rangers Football Club empezó su particular odisea por las categorías inferiores del fútbol escocés arropado por 4.000 hinchas que llenaron el Glebe Park el domingo pasado ante el Brechin City en una Copa Ramsdens que, hasta ahora, les era absolutamente desconocida.

Para algunos es el Sevco 5088 Limited (nombre con el que se dio de alta como nueva organización futbolística), para otros es el Newco (sobrenombre de New Company-Nueva Empresa) pero para la gran mayoría, siempre será el Glasgow Rangers. El gigante escocés, hundido en las catacumbas de la Third Division después de su bancarrota y la decisión del resto de clubes nacionales de hacerle pagar por ello como estipula el reglamento y sin excepciones (la federación les dio a elegir si admitían al nuevo club), tiene una nueva vida. Alejado de su grandioso caché, el que lo sitúa aún ahora en la élite como club con más títulos ligueros y coperos del país, sus dolencias financieras fueron insalvables y este domingo inició su inevitable choque con la realidad en un contexto absolutamente histórico.

Ni el coqueto estadio de Glebe Park (donde se dejaron ver 4.000 hinchas visitantes que no dejarán solo a su equipo jamás y que llenaron los graderíos), ni el modestísimo Brechin de la Second Division como rival, ni desde luego, lo desconocido de la Copa Ramsdens que estaba en juego en su primera ronda, podrían haber sido improvisados por la cabeza más maquiavélica. Un gol tempranero del recién llegado Andy Little (único fichaje del club junto a Ian Black, ambos sin pago alguno), parecía encarrilar sin más tensiones la cita, pero los locales igualaron y el Rangers tuvo que esperar hasta la prórroga, para imponerse con un gol de Lee McCulloch. No es un tanto más, sino el de la primera buena noticia en meses y la que establece el punto inicial en una nueva era.

[video:http://www.youtube.com/watch?v=QZ9FVt5fStE]

El club de Ibrox Park ha tenido que readaptarse en tiempo record y su estado, tanto de forma como mental, es una absoluta improvisación y mezcla de sensaciones. No solo fue relegado a la categoría más baja del fútbol profesional nacional, sino que vio como el resto de clubes de la SPL anulaban sus intenciones de mantenerse en la categoría más alta tras su caos financiero (debía casi 27 millones de euros, una cifra altísima pero que en otros países como España, son más que habituales), negando su continuidad. Esas votaciones han sido tachadas por el nuevo líder de la institución, Charles Green, (adquirió el club bajo su consorcio, Sevco Green, pagando unos 7.5 millones de euros) como “impulsadas por el fanatismo, los celos y motivos equivocados, algo que tras hablar con gente de la UEFA, lamento mucho mas porque con nosotros han creado un ejemplo espectacular y sin precedentes”. Una clara sugerencia acerca de la intolerancia de sus compañeros de profesión tras la incapacidad del club de evitar el antiguo proceso de liquidación. Aunque, pese a ello, no esconde que “algunas de las decisiones empresariales que se tomaron aquí, eran absurdas desde un punto de vista empresarial”.

El nuevo entrenador es un clásico del fútbol escocés, Ally McCoist, más de sesenta veces internacional, 420 partidos con el Rangers y 250 goles como uno de los máximos artilleros de su historia. Su primer problema deportivo (porque el anímico y moral se impone en cualquier caso), ha sido establecer un guion de preparación estable, pues en el estreno de este domingo, saltaron al césped Carlos Bocanegra y Dorin Goian (tienen expedientes abiertos con el club para marcharse pero la justicia no concreta a qué empresa pertenecen), así como McCulloch, Lee Wallace y Kirk Broadfoot (que tienen experiencia contrastada en el primer nivel y deberían salir) o jóvenes como Barry McKay y Lewis MacLeod (promesas del club). Pero el caos es absoluto teniendo en cuenta la marcha de trece de sus jugadores (evidentemente los Naismith, Papac, Davis, Lafferty, Edu, Aluko, McGregor o Whittaker están en esa lista que aumentará) y la puesta de escena de multitud de canteranos dispuestos a aprovechar su opción en los días más humildes de su club.

"Se supone que hemos empezado la temporada con el partido de este domingo en Brechin, pero hasta ahora, aún tenemos problemas con la inscripción de nuestros jugadores, no sabemos el futuro real del club ni si podremos jugar en el estadio de Ibrox. Nadie niega que el Rangers estuvo mal gestionado y tampoco hemos puesto en duda que deba ser castigado por ello. Aceptamos el castigo, pero queremos empezar a dejar atrás el pasado y empezar a mirar hacia delante”, dijo el nuevo entrenador.

No pueden fichar hasta el 1 de septiembre de 2013, están intentando re-adaptar a viejos mitos del club que entrenan para ponerse en forma (Craig Beattie entre ellos), han sido anulados de presencia continental pese a haber logrado clasificarse el pasado curso, soportan desde hace semanas las denuncias de media plantilla que recuerda los impagos acumulados (con la FIFA de por medio intentando aligerar presiones). Así prepara el nuevo Rangers su campaña en el infierno de los infiernos, en el que debutará el próximo 11 de agosto.

Artículos destacados

Comentarios recientes