España eliminada de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 en fútbol

Tras perder los dos primeros partidos, a casa

España eliminada de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 España eliminada de los Juegos Olímpicos de Londres 2012

España, su selección olímpica de fútbol, gran favorita junto a Brasil para llevarse el oro, actual campeona de Europa sub 21 de la mano de Luis Milla, con jugadores de un talento descomunal, y con tres campeones de Europa absolutos como Javi Martínez, Juan Mata y Jordi Alba, ha sido eliminada de estos Juegos Olímpicos de 2012 tras perder sus dos primeros partidos frente a Japón y Honduras.

Los análisis serán profundos, o quizá no tanto, porque este desastre, este fracaso, va a ser pasado de puntillas, ya que en general, la salud de fútbol español, que en Ucrania hizo historia ganando su segunda Eurocopa seguida, además del Mundial 2010, tal vez pase por alto que en los JJOO se ha dado una triste versión del mejor fútbol del planeta a nivel de combinados nacionales.

La ausencia del barcelonista Thiago, que es el cerebro de este grupo y que se marcó un europeo espectacular el verano pasado, ha pasado factura, sin duda, pero la oficialidad de esa noticia data del 5 de julio, y ya se veía venir tiempo atrás. Ha habido tiempo, no tanto para buscar otro cerebro de sus características, sino para amoldar el juego a los hombres que componían el grupo.

La baja de Iker Muniaín en el primer partido, que siempre es clave en los malos o buenos torneos (aunque los "mayores" no ganaron ni en Sudáfrica ni en Polonia-Ucrania el choque inicial), se dejó notar, mucho, y viendo el nivel del navarro frente a Honduras, si hubiera podido estar frente a Japón, quizá hubiera podido ser todo diferente. Pero volvemos al mismo punto que con Thiago: ausencia de un plan b.

De una forma un tanto inexplicable, Luis Milla no ha querido contar de salida en ninguno de los partidos con Ander Herrera, que con Thiago fuera, era tal vez una opción a tener en cuenta en la creación, que el balón circulara con más criterio, con más velocidad. Adrián, más que probablemente, lo habría agradecido como la organización de estos JJOO un poco de sol. 

[video:http://www.youtube.com/watch?v=oyp6gHhLFbQ]

Se puede hablar de mala suerte, sobre todo contra Honduras y esa segunda parte en la que cuesta creer que no se marcara con lo que se generó, pero es que enfrente estaba Honduras, una selección menor lo mires por donde lo mires, y la excusa de la "suerte" pierde fuelle cuando el rival es tan inferior. También se puede hablar de la idoneidad de esta competición a finales del mes de julio cuando hay jugadores que llevan compitiendo con sus clubes desde hace casi doce meses, pero ese es otro debate, y desde luego, la crueldad y absurdez del calendario, es para todos igual. Y Brasil, por ejemplo, ya está en cuartos de final.

Y quien quiera culpar a los errores arbitrales de la eliminación tan prematura, están dando un paso atrás, volviendo a las cavernas, a los tiempos en que España justificaba sus vergüenzas y desastres con la mala suerte, los arbitrajes en contra, o con cualquier otra cosa que no fuera reconocer nuestros propios errores. España ha preparado estos Juegos en 12 días, con apenas dos amistosos, contando con jugadores que estuvieron en la Euro, por mucho que Mata apenas jugara o Javi Martínez ni debutase. Lo cierto, lo bien cierto, es que conforme está organizado el fútbol, este evento, en este momento, venía horriblemente mal a los jugadores.

Y sobre Luis Milla. Tiene ideas claras, es un buen entrenador, con unas magníficas influencias, que hizo un enorme trabajo el año pasado, y que lo viene haciendo este tiempo, pero que esta vez se ha equivocado, tan simple como eso. Ha cometido el error de no ver más allá, de confiar en la fuerza del grupo, en que éste sería capaz de subsanar sus propias deficiencias, pero a veces, como en esta ocasión, eso no basta.

Lo cierto es que España en su formato olímpico, sección fútbol, se va para casa de una forma lastimosa perdiendo contra rivales que, en teoría, no son mejores en ningún caso. Un batacazo que debe hacer pensar al fútbol español es bueno, pero si te lo crees, si vas de favorito, si confías sólo en que tu calidad te va a salvar, lo puedes pagar muy caro.

Artículos destacados

Comentarios recientes