Zak Gilsenan, el niño de Dublín que ha fichado por el Barcelona

Tiene nueve años y brilló al marcar siete goles en la prueba de acceso a la cantera azulgrana.

El nuevo fichaje de Barcelona tiene nueve años, procede de Dublín y se llama Zak Gilsenan. El conjunto azulgrana continúa reforzando con el mismo mimo el primer equipo y las categorías inferiores para mantener la filosofía de juego e inculcarla desde una edad muy temprana, lo que queda reflejado perfectamente en esta operación. La historia de este heredero de los otras estrellas dublinesas como John Giles y su camino hasta llegar al Barcelona son de lo más rocambolescos. De hecho, esa historia arranca en Australia tras recibir una llamada del Tottenham.

Zak Gilsenan nació en el barrio dublinés de Castleknock, uno de los más acomodados de la capital irlandesa, donde residió la gamilia Guinness o actualmente lo hace el célebre actor Colin Farrell. Sin embargo, a causa del trabajo de sus padres tuvo que mudarse a Australia, donde continuó jugando a fútbol. Fue allí, en las antípodas españolas, donde comienza su largo camino para convertirse en jugador del Barcelona y, paradójicamente, el detontante del viaje a Europa fue una llamada del Tottenham.

"Estábamos viviendo en Australia cuando Zak fue descubierto por el Tottenham mientras jugaba a fútbol. Teníamos pensado volver a Irlanda para que hiciera una prueba con los Spurs, pero a medio camino recibimos una llamada del Barcelona. Un ex jugador del Barcelona le vio jugar en Australia y recomendó su fichaje al club. No lo dudamos y decidimos dar prioridad al equipo español", revela Stephan Gilsenan, padre del joven jugador irlandés.

Fue entonces cuando Zak realizó las pruebas con el Barcelona y destacó por encima del resto. Primero realizó una prueba inicial con otros 400 aspirantes de todo el mundo y el Barcelona le pidió que volviera tras reducir a noventa el número de candidatos. Por último, el examen definitivo sería al enfrentarse a 16 de los mejores jugadores de su edad. Zak no defraudó y anotó siete goles en ese partido. "Fue sensacional", presume padre. Tras aquella exhibición, el Barcelona no lo dudó y le ofreció un sitio en sus categorías inferiores.

Todavía es pronto para valorar con objetividad a Zak Gilsenan, pero según explican los técnicos de escuela azulgrana se trata se un centrocampista que reúne las características obligatorias para encajar en la filosofía del Barcelona y responde al perfil de jugador que busca el club. Esto demuestra el serio trabajo que se realiza en las categorías inferiores del conjunto catalán, que luego se traduce en los éxitos logrados recientemente con el primer equipo.

La incorporación, por otro lado, supone un soplo de optimismo para un fútbol irlandés que ha quedado seriamente tocado tras la mala imagen de su selección en la Eurocopa 2012. La llegada de Zak Gilsenan sumada al fichaje de Joe Patrick Finn, otro niño de nueve años, por el Real Madrid, invita a pensar que en Irlanda hay futuro a largo plazo. Aunque todavía tendrán que esperar mucho tiempo...

Artículos destacados

Comentarios recientes