Así juega Croacia, el rival de España

Los croatas buscan crear peligro desde la posesión

El balón es el protagonista. Esa es la filosofía de Slaven Bilic y el argumento desde el que Croacia busca alcanzar el éxito en esta Eurocopa del 2012. El esférico representa el epicentro alrededor del que gira una selección de vocación ofensiva y con ambición por ser la protagonista sobre el terreno de juego. "He llegado a la conclusión de que somos mejores con el balón en los pies que defendiendo", expresa Slaven Bilic, seleccionador de Croacia. Bajo esos parámetros se construye un equipo herido en su orgullo por quedarse fuera del Mundial del 2010, pero que sueña con reeditar sus éxitos del pasado.

Bilic completa su sexto y último año como seleccionador de Croacia. Él mejor que nadie sabe que en un torneo como un Mundial o una Eurocopa puede suceder de todo. Bilic formó parte de la selección croata que alcanzó la tercera plaza en el Mundial de 1998 y se quedó a un paso de la final. Lilian Thuram trazó el final del camino croata en las semifinales del Mundial de Francia 98. Ahora, el técnico busca reeditar esos éxitos del fútbol croata y ha resucitado el espíritu de su generación, haciendo sentir a la actual camada de jugadores que con el balón en los pies son capaces de lograr cualquier cosa. La Eurocopa 2012 será el escenario en el que desembocarán estos ideales y su última oportunidad para demostrarlo puesto que ya ha anunciado que abandonará la selección en cuanto termine el torneo.

Croacia tuvo un camino duro hasta lograr el billete para Ucrania y Polonia. En la fase de grupos quedó segunda por detrás de una intratable Grecia y se vio obligada a jugar la repesca, donde le esperaría Turquía. Se esperaba que los turcos fueran unos enemigos feroces, pero los croatas superaron el doble enfrentamiento con solvencia y siempre con el balón en los pies, siempre asumiendo la posesión del balón. Esa es, repetimos, su perenne seña de identidad. Y así lo ha mostrado en las dos primeras jornadas frente a Irlanda e Italia. Ante los irlandeses el partido siguió el guión esperado y ante Italia demostraron que también saben sufrir y superaron una situación límite.

Croacia cuenta con un bloque maduro y experimentado en este tipo de torneos. Bajo palos, el veterano Stipe Pletikosa es el encargado de sentar las bases del equipo. La zaga también está repleta de jugadores curtidos en la batalla como Corluka o Darijo Srna, quien es el alma de esta selección. A sus 29 años, entiende perfectamente el rol de líder. Juega pegado a la cal, sin importar la zona del campo en la que deba hacerlo. Todos confían en él y él se entrega a la causa. Su liderazgo es clave en este equipo. La pieza más floja pueda ser la del lateral izquierdo, donde Strinic no termina de convencer.

La medular, por su parte, marca la identidad de Croacia. El paradigma de su estilo. La filosofía del balón como protagonista no se sostendría sin jugadores capaces de mover con criterio el esférico, y Croacia va sobrada en ese sentido. Luka Modric es la piedra filosofal, el hombre sobre el que gira todo el equipo. Si él está inspirado el equipo funciona. Si no, sufre. De momento, todavía no ha firmado un partido de sobresaliente, pero el jugador del Tottenham sabe que está ante la gran oportunidad de su carrera para ganarse la condición de crack y no quiere desaprovecharla. Además, está rodeado por otros 'tocones' como Niko Kranjcar o Ivan Rakitic, que completan un centro del campo con gusto por el fútbol de toque y de asociación.

Y en ataque Bilic cuenta con dos auténticos depredadores del área que se han ganado la condición de titulares gracias a un tramo final de temporada espectacular. Nikica Jelavic y Mario Mandzukic viven por y para el gol. Son dos jugadores muy similares, de área y con gran capacidad rematadora. El primero es más sutil e inteligente, mientras que el segundo basa su éxito en su movilidad y esfuerzo. Pese a estar cortados por el mismo patrón se entienden bien y forman una sociedad peligrosa.

LA ESTRELLA: Luka Modric

Luka Modric afronta la gran oportunidad de su carrera. El centrocampista croata ha caminado durante los últimos años por la fina línea que separa a los buenos jugadores de los cracks, sin llegar a dar el salto definitivo. Centrocampista fino y elegante, sobrado en condiciones técnicas y capaz de mover a un equipo por sí sólo. Quiere salir del Tottenham y necesita de una gran actuación en esta Eurocopa para aumentar su cotización, lo que le convierte todavía en un arma más peligrosa.

OJO CON: Mario Mandzukic

Mario Mandzukic es la gran sorpresa de esta selección croata. En el Wolfsburgo ha vivido una temporada discreta, pero ha explotado en esta Eurocopa 2012. Torpón con el balón en los pies, pero muy móvil y trabajador. Aunque ha jugado desplazado en la banda en la Bundesliga, es en el área donde explota todo su potencial goleador. Cuenta con un peligroso cabezazo y una letal capacidad rematadora como sus dos principales armas para luchar por ser el máximo realizador de la Eurocopa 2012. En dos partidos, ya ha celebrado tres goles.

Artículos destacados

Comentarios recientes