Irlanda: la promesa rota de James McCarthy

El jugador se ha visto obligado a renunciar a jugar la Eurocopa 2012 con Irlanda

Irlanda ha anunciado los 23 jugadores que defenderán al país en la Eurocopa 2012 y en la lista no aparece James McCarthy, ausente por decisión propia. Analizamos su caso.

"Algún día jugaré con Irlanda, abuelo". Esa fue la promesa que James McCarthy le hizo a su abuelo cuando éste se encontraba en su lecho de muerte. McCarthy nació en Glasgow (Escocia), creció animando al Celtic y siempre soñó con vestir la camiseta de la Tartan Army, pero la muerte de su abuelo le cambió la vida. Le convirtió en irlandés. Para honrar su recuerdo y cumplir con su promesa se marcó el reto de convertirse algún día en internacional por Irlanda. Y lo consiguió, aunque no fue sencillo.

Cuando a los 17 años comenzaba a despuntar como futbolista anunció su decisión de ser internacional por Irlanda, desatando un conflicto entre la federación irlandesa y la escocesa. Su deseo era jugar con Irlanda, sus raíces irlandesas le permitían hacerlo, pero Escocia no estaba dispuesto a perder a un talento emergente e intentó convencerle a toda costa para que defendiera la camiseta de su país natal. No hubo manera. Su palabra fue más fuerte que su pasaporte, y James McCarthy se convirtió en un fijo de las categorías de los Boys in Green hasta alcanzar la selección absoluta.

Su idilio con Irlanda era perfecto y este verano cumpliría el sueño de su abuelo disputando la Eurocopa 2012 con los hombres de Giovanni Trapattoni, pero algo se ha interpuesto en el camino a última hora. Algo más fuerte que su palabra, su padre. Hace escasos días, James McCarthy recibió la noticia de que a su padre le habían diagnosticado un cáncer y fue entonces cuando tomó la decisión más difícil de toda su vida. Decidió que no iría a la Eurocopa 2012. El jugador del Wigan consideró que en estos momentos era más importante estar al lado de su padre y llamó a Trapattoni para excluirse voluntariamente de la convocatoria para el torneo que se disputará este verano en Polonia y Ucrania.

"He tomado la difícil decisión de retirar mi nombre de la convocatoria para la Eurocopa 2012 tras conocer el diagnóstico de cáncer de mi padre que va a necesitar tratamiento. He hablado de esto con el entrenador. Ha sido muy comprensivo y le estoy sinceramente agradecido por ello", explicó el futbolista a través de un comunicado en la página web de la Asociación Irlandesa de Fútbol (FAI). "Aprovecho esta oportunidad para reafirmar mi total compromiso con la selección de Irlanda. Le quiero desear lo mejor al entrenador y a mis compañeros en el torneo y espero que los aficionados puedan entender mi decisión en este momento tan complicado", insistió McCarthy en el escrito.

Este lunes, Giovanni Trapattoni anunció la lista de convocados de Irlanda para la Eurocopa 2012 y cuando fue preguntado por la sorprendente ausencia de James McCarthy desveló el drama que estaba viviendo el jugador. "Me lo dijo la semana pasada, le dije que lo sentía mucho. Me pidió disculpas por no poder ayudar al equipo. Todos le apoyamos en su decisión. Le entendemos", explicó el técnico italiano en rueda de prensa. Apenas había vestido tres veces la camiseta de Irlanda en categoría absoluta, pero su ausencia trastoca los planes de Trapattoni, quien confiaba en la proyección de un centrocampista que ha sido importante en la permanencia del Wigan en Premier League esta temporada.

McCarthy ha elegido la familia por encima de la Eurocopa, como hizo cuando tuvo que decantarse entre Irlanda y Escocia. La familia está por encima de todo y con apenas 21 años todavía tiene tiempo por delante para poder cumplir el sueño de su abuelo y disputar un gran torneo con Irlanda. No ha roto su promesa, sólo la ha prorrogado. Seguro que su abuelo, allá donde esté, entiende su decisión. La Eurocopa puede esperar.

Artículos destacados

Comentarios recientes