Inter, juez del Scudetto

El Milan se juega el título ante sus vecinos

Hay dos partidos que son la expresión máxima del Calcio y su historia: el Derby della Madonnina, que ve de frente a Inter y Milan, y el Derby d’Italia entre los nerazzurri y la Juventus. En tanto, un Juve-Milan no tiene un nombre en particular pero representa un clásico pasado y moderno del fútbol italiano.

Nombrado en honor a la Virgen situada en la punta de la Catedral de la ciudad, el de Milán es quizás uno de los derbis más prestigiosos de toda Europa siendo el único disputado por dos equipos que han sido campeones continentales. Originalmente, Milan-Inter se trataba también de una rivalidad entre clases sociales: la de los obreros, en su mayoría rojinegros, y la de los burgueses negriazul. Con el pasar de los años, aquella distinción fue quedando en el olvido y hoy en día se trata de la clásica rivalidad metropolitana que ha vivido momentos enormes en Italia y un poco menos brillantes en Europa donde se han enfrentado en dos ocasiones (ambas en Liga de Campeones, semifinales 2002/03 y cuartos de final 2004/05).

MI-TO, como Milano-Torino y como las páginas que han escrito los Inter-Juventus. En los años 60, cuando se trataba de los dos equipos más titulados de Italia, el histórico periodista deportivo Gianni Brera bautizó el encuentro entre nerrazzurri y bianconeri como Derby d’Italia y hasta el día de hoy ha prevalecido tal nombre. Es la rivalidad más encendida de Italia, las hinchadas que más se odian. Muchas son las amarguras que ha vivido el Inter a causa de la Juventus como aquella remontada sufrida en la 1960/61 o el rocambolesco 5 de mayo 2002 cuando se dejó escapar el título en la última jornada. La peor cicatriz en la historia de la Juventus es aquel título conquistado en 2006 asignado en la mesa al Inter a raíz de Calciopoli.

Juve-Milan, en cambio, es la clásica rivalidad entre dos equipos acostumbrados a ganar: polémicas (casi siempre) las justas, muchos partidos correctos y carreras por el título que han escrito sobre todo las páginas de las dos últimas décadas de la Serie A, como la de este año. Pero el destino es caprichoso y mientras La Vecchia Signora y el Diavolo luchan a distancia, el verdadero juez del Scudetto será el Inter.

Este domingo, los de Stramaccioni serán local en una edición más del Derby della Madonnina y se le presenta un dilema deportivo pero sobre todo moral. En lo deportivo, está el hecho de que el Inter sigue en la lucha por la última plaza para la Champions League aunque aún debe asegurar matemáticamente su participación en Europa League. Sin embargo, la no contemporaneidad de los partidos de Serie A puede hacer que llegue al encuentro nocturno de este domingo teniendo la situación definida. Para ir a la máxima competencia continental, debe esperar en los pinchazos de Napoli y Udinese mientras que una victoria de la Roma la obligaría igualmente a una victoria para evitar una clamorosa remontada que los dejara fuera de Europa.

En la parte moral, los protagonistas del triplete 2010 saben que una victoria o inclusive un empate significaría un punto de honor tras una temporada nefasta en la que ha tenido hasta tres técnicos pero también sería regalarle a la eternamente odiada Juventus una posibilidad de oro para llevarse el Scudetto. La otra cara de la moneda es que se deje ganar por el final, terminando cabizbajo y dejando al también odiado Milan con la vida en la lucha por el campeonato. ¿Juventus o Milan? El Inter deberá escoger entre honor, odio y miseria.

También te interesará:

LAS MATEMÁTICAS DE LA SERIE A

Artículos destacados

Comentarios recientes