La añoranza del éxito en Gerland

El Olympique de Lyon puede volver a ganar un título

La Historia reúne a los mejores clubes, aquellos que son capaces de marcar una época, de lograr grandes éxitos. Siempre serán recordados por conocidos y extraños como equipos intratables, capaces de hacer historia en sus respectivos senos.

Este fin de semana Francia tendrá nuevo Campeón de Copa. El Olympique de Lyon se enfrentará a la sorpresa del Quevilly por uno de los títulos del país galo, lo que, en caso de victoria de los de Gerland les devolvería al éxito que tanto se añora desde su época dorada durante la pasada década.

Francia vivió en el periodo establecido entre 2001 y 2008 ante uno de los clubes más laureados del fútbol francés. Un equipo que hasta entonces no había destacado a niveles de Olympique de Marsella o Saint-Ettiene, quienes comparten cartel de máximos triunfadores con 10 títulos, pero que marcó una época y se convirtió claramente en el equipo de moda tanto a nivel nacional como europeo.

Su dominio quedó plasmado seriamente en la Ligue 1. Una auténtica hegemonía del Olympique de Lyon que se coronó como el claro dominador del fútbol galo durante siete temporadas consecutivas. Hasta 2001 el conjunto de Gerland no tenía ningún título liguero, cero, lo que, evidentemente, hacía que su prestigio frente a rivales de mayor identidad no destacara. Sin embargo, todo cambió a partir de la Temporada 2001/02, cuando el equipo dirigido por aquel entonces por Paul Le Guen, se coronaba Campeón de la Ligue 1 por primera vez en su historia, encadenando de manera consecutiva hasta 7 campeonatos ligueros con diversos entrenadores, que le convirtieron en dueño y señor del fútbol nacional galo.

Su prestigio no quedaría en el campeonato liguero, ya que, además, lograrían 6 Supercopas de Francia, una Copa de Francia y una Copa de la Liga. Un total de 15 títulos en 7 años que aseguró temporadas plenas de éxitos, llenas de triunfos. Además, sus títulos nacionales le abrieron la puerta de las competiciones europeas, lo que hizo que su gran nivel competitivo adquiriera mayor prestigio y relevancia, ofreciendo su fútbol demoledor, efectivo y goleador también ante algunos de los mejores rivales de Europa.

El eterno debate del Real Madrid y sus aspiraciones hacia la ansiada Décima se han visto truncadas en multitud de ocasiones por el Olympique de Lyon, lo que llegaron a calificarle de bestia negra ante las aspiraciones madridistas a nivel europeo.

Si su poderío a nivel nacional era importante, además, dejaron gran muestra de ello en la UEFA Champions League en la Temporada 2009/10, cuando llegaron a alcanzar las Semifinales europeas y cayeron eliminados a las puertas de la Final por el Bayern de Munich, quien perdería posteriormente la Final frente al Inter de Milán.

Un equipo que ha servido de alimento deportivo para muchos clubes europeos. Jugadores destacados como Karim Benzema, Florent Malouda, Eric Abidal, Toulalan, Juninho Pernambucano, Coupet o Ben Arfa se forjaron en el club de Gerland. Una fuente de jugadores de primer nivel que vieron como sus respectivas carreras profesionales se disparaban ante un foco de atención como el mejor Olympique de Lyon de la Historia.

[video:http://www.youtube.com/watch?v=6z8LZtUyQaY]

Sin duda alguna aquellos jugadores aportaron su granito de arena en una de las épocas más gloriosas, pero su nivel llamó enseguida la atención de grandes clubes, que finalmente acabaron pagando sus respectivos precios y, poco a poco, fueron dejando huérfano de nivel competitivo a un equipo que hoy lucha por meterse en UEFA Europa League desde la cuarta posición.

En Lyon se añora aquella época de poderío, cuando cualquier rival caía rendido a sus pies. Desde 2008 la Ligue 1 ha tenido tres campeones nuevos (Girondins de Burdeos, Olympique de Marsella, Lille), y teniendo en cuenta el desarrollo de la edición actual la estadística volverá a dejar un nuevo campeón: Montpellier o Paris Saint Germain.

El Olympique de Lyon tiene la posibilidad ante el Quevilly de volver a ganar un título, de volver a saborear las mieles del éxito, de sentir en cierta medida aquella sensación de victoria y recordar, desde la añoranza, aquella época dorada en la que "Les Gones" de Lyon dominaron Francia y lograron 7 ligas consecutivas, las únicas 7 de su historia.

Artículos destacados

Comentarios recientes