Javier Clemente, o como hundir un equipo

El Sporting de Gijón se encuentra en la UVI

Todo equipo se marca una serie de metas cada verano justo antes de que una nueva campaña eche a rodar. La nota final dependerá de los resultados, de los números, de las estadísticas.

Recta final de la temporada. Meses de Abril y Mayo. Los objetivos comienzan a evaluarse, las aspiraciones a ellos comienzan a sentenciarse, o por el contrario, a preocupar. Títulos, competiciones europeas, salvaciones y descenso. Los principales motivos de quebraderos de cabeza a estas alturas de temporada, sin duda alguna.

Aparecen nervios antagónicos. Unos quieren ganar el título, otros quieren no descender. La misma sensación, distintas aspiraciones.

Una ciudad vive con temor las últimas siete jornadas de la Liga BBVA 2011/12. Una afición sufre cada encuentro de su equipo, ya no por los resultados, sino porque la imagen mostrada no aspira a la esperanza.

Gijón, junto a Santander, pueden ser a día de hoy las dos ciudades españolas de la máxima competición doméstica que sientan más tristeza a nivel futbolístico. Sus respectivos equipos no funcionan y cada vez quedan menos oportunidades para salvarse, y más, evidentemente, para que se certifique la desilusión sin vuelta atrás.

La ciudad asturiana, sin duda, está viviendo una de las temporadas más grises desde su ascenso en la 2008/09. El equipo es penúltimo empatado a 25 puntos con el colista Racing de Santander, a 3 del antepenúltimo Real Zaragoza y a una ya importante distancia de 7 puntos respecto al Villarreal, que es el primer equipo fuera de los puestos de descenso.

Munitis pugna por un balón en un Sporting - Racing de Santander

El conjunto sportinguista, además, cuenta con gran parte de la afición en contra del técnico Javier Clemente. Un handicap que se suma al ambiente gris y preocupante que vive la institución del Molinón.

El pasado 13 de Febrero el entrenador vasco firmaba su contrato con el Sporting de Gijón con el único y primordial objetivo de retomar el rumbo del equipo y alejarle de la zona caliente de la tabla clasificatoria. Pues bien, tras casi dos meses desde su firma, el equipo ha empeorado, han visto minimizadas sus opciones de salvación y todavía peor, el entrenador no ayuda a la imagen del equipo.

La pasada semana Javier Clemente era noticia a nivel nacional por insultar y encararse en rueda de prensa a un periodista allí presente. Sin duda, teniendo en cuenta la delicada situación del equipo, la afición ha estallado contra el entrenador vasco, acusándole de vivir del pasado (2 Ligas, una Copa del Rey y una Supercopa de España con el Athletic de Bilbao a principio de la década de los 80) y no tener ni idea de fútbol.

Los números desde su llegada son críticos. En sus diez encuentros como técnico del primer equipo sportinguista tan solo ha logrado una victoria, tres empates y seis derrotas. Números preocupantes, teniendo en cuenta que cada vez queda menos para lograr la salvación y los siete puntos cada semana que pasa se presentan más surrealistas de poder resolver.

No existe unión entre entrenador y afición. Ésta sigue apoyando a su equipo, a sus colores, pero el nexo con el entrenador no existe se mire por donde se mire, es nulo.

Javier Clemente está a punto de firmar un nuevo punto negro en su trayectoria como entrenador desde la década de los 80. El equipo no muestra síntomas de mejoría, y lo que es peor, no transmite seguridad alguna de poder lograr la salvación cuando quedan 21 puntos todavía por disputarse.

El pasado sábado en el Coliseum Alfonso Pérez la 'Mareona' (famosa en el fútbol español por seguir a su equipo allá donde juegue, sin importar los kilómetros) hizo público su descontento con el entrenador, sin dejar de animar al equipo, y gran parte de sus cánticos eran claros dardos contra la figura de Clemente, que puede estar firmando su sentencia, y lo que es peor, la del Sporting de Gijón.

La destitución de Manolo Preciado dolió, y mucho, a una afición acostumbrada a sufrir, pero con premio final. Sin embargo, esta temporada, tras dar marcha a uno de los entrenadores más queridos del fútbol español, el rumbo del equipo ha descendido gravemente, echando la culpa en gran parte a la directiva y a la persona que decidió plantear la figura de Clemente para el banquillo.

Botía habla con Iturralde González ante la mirada de Di María

Tiene pinta, para desgracia de la afición sportinguista, de que el Sporting de Gijón será uno de los tres equipos que desciendan de categoría esta temporada. El reto es más que importante. No dependen de ellos mismos, lo que les obliga a ganar los siete encuentros restantes (Real Madrid, Levante o Málaga, entre otros) y esperar que equipos que van por delante den pasos atrás.

Horizonte negro, casi trágico para un equipo que se ha hecho querer en España a base de su humildad y su buen juego, pero que de la mano de Javier Clemente está cada vez más sentenciado para descender de categoría.

También de puede interesar:

LOS MEJORES MOMENTOS DE JAVIER CLEMENTE

JAVIER CLEMENTE LA LÍA EN RUEDA DE PRENSA

Artículos destacados

Comentarios recientes