Humildad y modestia señalan a la EURO 2012

La estrella y el equipo comparten las mismas bases

Ya comienza a palparse en el ambiente ese aroma especial de gran competición de naciones a final de temporada. Tan solo faltan dos meses para que dé comienzo una edición de la Eurocopa.

Un torneo que siempre deja buenas muestras de fútbol, que siempre expone en el primer plano continental interesantes jugadores, futbolistas que en un principio no tienen el cartel de grandes jugadores y que se revalorizan como las fresas en temporada alta.

La EURO 2012 que se disputará en Ucrania y Polonia dejará sin duda algunos nombres que para gran parte de los aficionados, a priori, no son tan conocidos como lo pueden ser los Cristiano Ronaldo, Zlatan Ibrahimovic, Fernando Torres y cía.

En la Ligue 1 sin duda alguna está habiendo una sorpresa que ha adquirido el carácter de revelación cuando, en la recta final de la campaña, mantiene firmes opciones de acabar siendo campeón. El Montpellier está sorprendiendo, ya no por su posición en la tabla clasificatoria, sino porque además lo está secundando con un juego atractivo y eficiente.

Una plantilla que entremezcla experiencia y juventud, que cuenta con jugadores experimentados que aportan estabilidad y jóvenes valores que están consagrándose en el panorama nacional francés y, quien sabe, podrían ser uno de los atractivos del combinado galo en la próxima Copa de Europa de Naciones.

Un nombre por encima del resto. Olivier Giroud, el delantero francés que, con sus 18 goles hasta la fecha, está siendo una de las piezas claves del buen rendimiento del Petit Chelil. Su gran temporada en la Ligue 1 ya le han permitido debutar con la Selección Francesa. Fue el pasado 29 de Febrero, cuando Francia se enfrentó a Alemania. Aquel encuentro tuvo un resultado de 1-2 favorable a los galos, gracias, entre otros, al gol logrado por Giroud en el que era su debut como delantero bleu. Un tanto que levantó polémica en el país por un beso en la celebración que destacó la figura del atacante.

Un futbolista formado y desarrollado en las categorías humildes del fútbol galo, en equipos como Grenoble, Istres o Tours que le obligaron en su debido momento a realizar esfuerzos mayores para sobrevivir a base de goles. Su recompensa llegó hace dos temporadas, cuando el Montpellier se hacía con los servicios del máximo goleador de la Ligue 2 con 21 goles por una cifra que a día de hoy quedaría muy lejos: dos millones de euros.

Rematador, delantero centro puro, que sabe utilizar a la perfección sus 1,92 metros de altura. Buen golpeo y remate con las dos piernas que le convierten, en la mayoría de los casos, en una auténtica pesadilla para las defensas rivales.

Humildad puede ser un término común entre el delantero francés y su actual club. El Montpellier es uno de los clubes más modestos del fútbol nacional galo, con uno de los presupuestos más bajos y que, contratodo pronóstico, está haciendo frente a otros con presupuestos multimillonarios como los de Olympique de Lyon, Paris Saint Germain u Olympique de Marsella. Tan solo 6 títulos nacionales en su palmarés, todos ellos de índole humilde, que quedarían relegados a un tercer plano si finalmente logran una Ligue 1 que sería histórica.

Un club que tiene en su palco a uno de los presidentes más carismáticos tanto a nivel nacional como continental. Louis Nicollin es toda una personalidad en Francia, ya que, a parte de sus dotes empresariales, es conocido por ser un gran coleccionista de camisetas. Instantes antes de que el colegiado señale el final de los partidos Nicollin ya se encuentra preparado para bajar al túnel de vestuarios del Stade de Mosson en busca de las camisetas que se le antojan. Pocos, por no decir ninguno, han sido los jugadores que se han negado a darle una camiseta.

Un club humilde, familiar, que en caso de victoria desenfundaría un nuevo capítulo en el eterno comparativo entre David y Goliat. Un club modesto, sin presupuestos estelares, ante el PSG, uno de los clubes más ricos del momento gracias a su propietario.

Una filosofía puramente deportiva, lejos de los privilegios, lejos del poder mediático que a día de hoy se ha convertido en el equipo del país, en el equipo de la ilusión gracias, entre otras cosas, al excelente rendimiento de un delantero, Giroud, que muy seguramente tenga su gran oportunidad en la próxima EURO 2012 de la mano de un viejo conocido del club como Laurent Blanc, actual seleccionador francés y que debutó en el Montpellier.

Artículos destacados

Comentarios recientes