Inversión de papeles en la Liga BBVA

Levante y Villarreal se encuentran con posiciones intercambiadas

En el fútbol los éxitos se olvidan pronto. El tiempo borra cualquier síntoma positivo convirtiendo el cielo en el infierno en apenas meses, en apenas un corto periodo de tiempo. Equipos que nada tienen en común a simple vista ven como sus respetivas situaciones se tornan, varían hasta alcanzar límites antagónicos y hasta llega el punto en el que en apenas un año, una temporada, un mismo partido presenta la misma situación, los mismos objetivos, pero con los equipos cambiados.

Esta temporada en la Liga BBVA dos conjuntos están siendo protagonistas, pero por motivos muy diferentes. Levante y Villarreal protagonizan uno de los diferentes derbis autonómicos que el Campeonato Nacional de Liga ofrece en los últimos años. Sin embargo, a estas alturas de temporada la situación de ambos conjuntos presenta un cambio de papeles comparando con hace tan solo un año.

El Villarreal ha sido uno de los conjuntos españoles más reconocidos a nivel europeo en los últimos años por sus respectivas participaciones en la UEFA Champions League y UEFA Europa League. Precisamente esta temporada los de por aquel entonces Garrido formaron parte de los 32 equipos que iniciaron la máxima competición europea. Sin embargo, aquella prematura eliminación en el denominado 'grupo de la Muerte', junto a rivales de la talla del Manchester City y Bayern de Munich, no era sino un primer síntoma de una temporada más que negativa para los de la Plana Baixa.

Tras 26 partidos disputados los de José Francisco Molina se encuentran en una preocupante decimoséptima posición a tan solo 3 puntos de los puestos de descenso. La bonanza económica de los últimos años ha ido desapareciendo poco a poco y los problemas deportivos han aumentado, complicando la vida a nivel institucional de los del Madrigal. En pleno mes de Marzo el conjunto amarillo no aspira a pelear por los puestos europeos, lo que supondrá que la temporada que viene no entren cantidades millonarias en concepto de competiciones europeas, complicando todavía más la situación. Todo esto teniendo en cuenta que permanecen en Primera División, ya que un descenso a la categoría de plata sería un duro traspiés para el club castellonense.

Lo que la temporada pasada eran problemas actualmente es positivismo en el Ciutat de València. El Levante comenzó la temporada siendo una de las sorpresas de la competición al vencer a rivales de categoría, como por ejemplo el Real Madrid. Sin embargo, las semanas han ido pasando, los meses han ido consumiéndose y los de Juan Ignacio Martínez se mantienen en materias matemáticas como aspirantes a competición europea. Sus opciones, pese a que quizás no sea favorito, las mantiene, ya que se encuentra en la quinta posición de la tabla clasificatoria a tan solo 2 puntos de los puestos de Liga de Campeones, que limitan a día de hoy el Málaga.

JIM, técnico del conjunto granota, no aspira a las competiciones europeas, sino a seguir sumando puntos que les permitan firmar lo antes posible el objetivo serio de la permanencia. Si esto ocurre cuando antes supondrá que seguirán puntuando, que seguirán con su particular dinámica positiva y por lo tanto seguirán en los puestos altos de la tabla clasificatoria. A partir de ahí, entonces a soñar, entonces a pelear de verdad por quedar lo más arriba posible y, si cabe la posibilidad, hacer historia con una hipotética clasificación para competición europea.

Levante y Villarreal, dos conjuntos valencianos que disputarán un nuevo derbi autonómico que presenta un cambio de papeles, un giro de tornas que contrasta la situación de ambos equipos respecto a lo que vivían hace un año.

Artículos destacados

Comentarios recientes