Balance de la ida de los octavos de final de la Champions League

Análisis de lo sucedido durante el primer asalto de la UCL

BAYER LEVERKUSEN [1-3] BARÇA

El Barça tomo airé en el Bay Arena tras el KO de Pamplona y ejerció con autoridad su mayor nivel. Acudió a sus automatismos de fútbol reposado y salón de té, tan recurrentes como brillantes, y llevó a la práctica la superioridad teórica que se le suponía antes del partido. Un Alexis Sánchez en estado de gracia y media hora chispeante de Lionel Messi bastó para tumbar a los alemanes y deja a los azulgranas virtualmente en el bombo de los cuartos de final. El partido de vuelta en el Camp Nou debiera ser un mero trámite y es muy probable que ambos conjuntos hagan rotaciones pensando en sus respectivos campeonatos domésticos.

OLYMPIQUE LYON [1-0] APOEL

El conjunto galo tiró de su mayor experiencia y calidad para ganar un partido trampa. Fue bastante superior a la revelación del torneo (el APOEL ha dejado a Shakhtar y Porto en la cuneta) y tiene el pase en su mano. Con el 1-0 de Gerland, el Lyon consiguió una renta corta pero sustancial de cara al infierno que le recibirá en Chipre. El conjunto herbitense buscará hacer honor a su apodo, “Thrylos” (La Leyenda), y buscará la heroica dejándose cuerpo y alma en el partido de vuelta, consciente que no tiene nada que perder y que la gloria está a noventa minutos. No descarten la machada local.

ZENIT [3-2] BENFICA

El proyecto por excelencia de la Gazprom está a noventa minutos de colarse en los cuartos de final de la Champions League, lo cual ya es un logro por si mismo, si bien es cierto que la inversión realizada para tal fin ha sido elevada. Tras el frenético partido de ida celebrado en el Petrovsky de San Petersburgo, los rusos confían en hacer buena la ventaja lograda y aguantar los ataques rapaces de unas águilas benfiquistas que se sienten fuertes cuando sobrevuelan cerca de la seguridad que les proporciona su “nido”. Da Luz confía en la remontada y existen elementos para soñar, si bien es cierto que el contragolpe de los rusos es peligroso.

AC MILAN [4-0] ARSENAL

La brutal exhibición del tridente punzante del diablo rossonero, integrado por Kevin-Prince Boateng, Robinho e Ibahimovic, asestó un duro correctivo a los chicos de Wenger que comprendieron que San Siro no es lugar para tibios. El Arsenal venía de una inercia positiva de resultados que se vio truncada de forma traumática con una goleada tan humillante como clarificadora. El bochorno para los gunners siguió en FA Cup tres días después al caer (2-0) en Sunderland. Pese a que Arsenal y Milan son dos conjuntos inestables y bipolares por momentos se antoja ciertamente complicado pensar en una remontada en el Emirates.

CSKA MOSCÚ [1-1] REAL MADRID

El Real Madrid dejó sentadas las bases para acceder a los cuartos de final. Es cierto que el gol encajado cuando el partido agonizaba puede suponer un pequeño revés, máxime cuando minutos antes se pudo sentenciar el pase, pero al final, un 1-1 en el Luzhniki moscovita es siempre un excelente resultado, se mire como se mire. Pese a todo, bien haría el Real Madrid en no confiarse y caer en la autocomplacencia de muchos medios que dan, ya hoy, por clasificado al conjunto blanco. El CSKA no es el Brasil del 70 ni el Milan de Sacchi, pero dispone de piezas de gran nivel que en un día inspirado pueden arrancar una victoria o un empate a goles de cualquier estadio, incluso del Bernabéu.

NAPOLI [3-1] CHELSEA

La mayor experiencia y empaque del Chelsea en estas instancias, así como la colección de piezas caras de Abramovich podían conferir más chances a los blues, ahora bien, en el fútbol las inercias y el corazón juegan un rol ciertamente importante y ahí es donde el Napoli aplasta abusivamente al Chelsea. Los partenopeos pueden tener una zaga vetusta y lenta, Aronica es siempre un elemento de riesgo, y Campagnaro y Cannavaro no destacan por su salida de balón ni por su velocidad, pero los hombres de Mazzarri tienen alma y hambre, y si a esos dos elementos se une la calidad que tienen arriba, se convierten en un equipo temible el día que están concienciados. Villas-Boas naufraga, Nápoles festeja orgullosa. Stamford Brige aguarda

BASILEA [1-0] BAYERN MUNICH

Los suizos del Basilea ya dejaron sin baile al Manchester United, eliminado sorprendentemente en la fase de grupos, y tras el 1-0 de ayer, amenazan seriamente con dejar sin fiesta a los bávaros. Los helvéticos, equipo joven y repleto de elementos de calidad, hicieron valer el fortín de St. Jakob-Park y el hecho de jugar sin presión para lograr una renta, tan mínima como importante, que deja contra las cuerdas al que para muchos era principal favorito a levantar la Champions League -tras Barcelona y Real Madrid-. Con un bache evidente en Bundesliga y con la eliminatoria cruzada, el Bayern vive un momento crucial de la temporada. Veremos si la presión de asistir a la fiesta del 19 de mayo que se celebra en su casa les puede pasar factura en la vuelta.

OLYMPIQUE MARSELLA [1-0] INTER

Cuando un equipo viene de encadenar 15 partidos invicto (12 victorias-3 empates), como es el caso del Olympique de Marsella, y su rival viene inmerso en una dinámica autodestructiva y una espiral de pesadumbre -perdiendo cinco de sus últimos seis partidos-, caso del Inter, la lógica invita a pensar en el triunfo de los primeros, máxime si además juegan como locales. Ahora bien, el 1-0 logrado por el ghanés André Ayew cuando el partido agonizaba es seguramente un premio excesivo para un partido que probablemente mereció acabar en tablas. La parroquia neroazurra se agarrará a un último ejercicio de fe de cara a la vuelta antes de pedir responsabilidades a Moratti por una temporada caótica en la gestión y en lo deportivo.

También te puede interesar:

LOS VÍDEOS DE LOS GOLES DE LOS OCTAVOS DE FINAL DE LA CHAMPIONS

Artículos destacados

Comentarios recientes