Anders Lindegaard, el mayor rival de De Gea

Sus actuaciones le han colocado el primero en la lista de elecciones de Ferguson

Lindegaard en un partido de Champions/vía telegraph.co.uk Lindegaard en un partido de Champions/vía telegraph.co.uk

La llegada de David De Gea a Manchester parecía ser algo más que cosas del destino: la retirada de Van der Saar y su terrible parecido físico le habían colocado desde muchos meses antes de que acabara la temporada como el número uno de los objetivos de Ferguson para sustituir al espigado meta holandés. Parecía que con el doblete de hace dos campañas había 'tocado techo' en el Atlético de Madrid y para el club, sacar tal rendimiento económico a un jugador de la cantera se presentaba como una operación tan impopular como apetecible.

Para la progresión del que también está señalado como sustituto de Casillas en la selección española tomaba buen rumbo al llegar a uno de los clubes no sólo con mayor exigencia del mundo, sino de los que mejor responden a ella no podían más que hacer mejorar a un jugador de veintiún años que ya llevaba tiempo lidiando con la máxima categoría de nuestro fútbol. Un diamante en bruto, un talento grande que sedujo a Sir Alex a la hora de forjar un nuevo guardarredes sobre el que armar el nuevo United.

Además la competencia que se iba a encontrar, para los que dicen que saben, no parecía que pudiera ser problema: el polaco Tomasz Kuszczak cumple su quinta temporada en el United a sus veintinueve años. Llegó para ser reserva y como tal, con poco más de treinta partidos ligueros por lesión de titular o de 'poca importancia' en esas temporadas, no parece contar con la confianza para ser el titular de manera regular.

Ben Amos parece una gran alternativa para el futuro. Va rodándose con los reservas y es titular con Inglaterra sub21. De la quinta de David, le pena su poca experiencia a primer nivel.

Pero luego está el danés Anders Lindegaard, un caso que guarda algún paralelismo con la llegada de De Gea. Sí, el danés llegó 'tarde' al primer nivel cuando Ferguson pagó por el cinco millones de euros al Aaleslund noruego cuando fue designado el mejor portero de Dinamarca y Noruega, pero su 1,93 y su nacionalidad hicieron que los más optimistas vieran en él al nuevo Schmeichel y los más derrotistas se echaran las manos a la cabeza al ver que ese portero que había dado el salto a una gran liga tras 'sólo' una buena temporada en la liga noruega a los veintiséis años debía ser el sustituto de Van der Saar.

Pero lo que para algunos ha sido un fichaje de relleno, fue tomado por Lindegaard como un periodo de adaptación. No le ha importado pasarse seis meses sin ritmo de competición o que el club fichara a De Gea, él ha seguido trabajando y sobre todo ha aprovechado las dudas que ha generado en sus primeros partido David De Gea como red devil para no sólo meterle presión en los entrenamientos, sino para afianzars como titular en 'la temporada I después de Van der Saar'.

Sólo una lesión en octubre ha frenado su buen momento que vivió su punto de inflexión tras el histórico 1-6 ante el City. Desde entonces, sólo en Premier ha disputado nueve partidos donde el equipo se ha mantenido invicto (sólo un empate por ocho victorias) y él ha firmado siete clear sheets (partidos sin recibir goles, algo muy valorado en Inglaterra). El último, en la holgada victoria en el Boxing Day ante el Wigan.

[video:http://www.youtube.com/watch?v=ZKDG8lPj53s]

Artículos destacados

Comentarios recientes