Turquía - Croacia: ¿la última oportunidad de Eduardo?

Eduardo, especialmente motivado para llegar a una fase final con Croacia

Desde que conquistara un hueco en el corazón de los aficionados en aquel Mundial de 1998, la selección de Croacia ha sido seguida por especialistas y aficionados para ver cómo iban a seguir el camino que se marcó en aquel torneo para consolidar a su joven selección como una de las más atractivas del Viejo Continente.

Junto a aquel hit, la salida de varios jugadores de nivel, han invitado a depositar grandes esperanzas en este combinado para cumplir esos objetivos.

Uno de ellos, Eduardo da Silva, tenía el gran reto de recoger el testigo de Davor Suker como finalizador croata. El brasileño nacionalizado iba a contar, además con buenos escuderos, desde Ivica Olic a su lado hasta Luka Modric por detrás en estos días, pero ha tenido un par de marcadores que hasta ahora, le han privado de verle en la fase final de un gran torneo de selecciones: las lesiones y las no clasificaciones de su equipo de manera sorprendente.

Que Zlatko Kranjkar le dejara fuera del Mundial de 2006 fue una decisión muy polémica, después de que debutará con la absoluta en 2004 y, si bien no tenía continuidad, alternando la absoluta con la sub21, parecía tener un futuro que no acabó de consolidar ese año.

Pero tras el mal papel croata en Alemania llegó el cambio de seleccionador y con la llegada de Bilic, el asentamiento de Eduardo. Diez goles en la clasificación le convertían en el segundo máximo goleador de la fase de clasificación le presentaban como uno de los hombres a seguir... Pero en febrero de 2008 una lesión a cuatro meses del torneo, privó al entonces delantero del Arsenal (el gran paso atrás de su carrera) de acudir al torneo en Austria y Suiza.

[video:http://www.youtube.com/watch?v=F99R9LYywA8]

Un año tardó en volver a jugar y para llegar justo para la recta final de la clasificación para el Mundial de 2010. Tres goles que no sirvieron para sumar más puntos, sino para acomodar resultados o no salir sin goles de Wembley (en aquella venganza por la clasificación de 2008) dejaron a Croacia fuera de la repesca y a Eduardo con todo el verano por delante para ver otro gran torneo de selecciones.

Ahora, con menos minutos en detrimento de otros compañeros más en forma, tanto en la selección como en el Shakthar Donestk, pero con un buen rendimiento si de goles se trata, se presenta su última oportunidad para poder llegar a una fase final defendiendo los colores del país que le ha acogido y que le ha dado todo en el mundo del fútbol ¿Será esta ocasión en la que Eduardo le devuelva todo a Croacia?

Artículos destacados

Comentarios recientes