Sandro Rosell pide una Liga BBVA de 16 equipos

El presidente del Barcelona ha pedido reducir el números de equipos en la Liga

Sandro Rosell ascendió a su estrado durante la conferencia 'International Football Arena' celebrada en Zurich (Suiza) y sin previo aviso lanzó la bomba: "La Liga BBVA tiene demasiados equipos". El presidente del Barcelona sorprendió al solicitar que la Liga española redujera a 16 el número de equipos como medida de saneamiento para una competición herida de muerte en su parcela económica. "Lo más importante es reducir el número de clubes y poner condiciones financieras que deban cumplirse", explicó el máximo mandatario de la entidad barcelonista.

El proceso expuesto por Sandro Rosell es sencillo. La Liga BBVA pasaría de 20 a 18 equipos en un primer plazo, mientras que pocos años después habría una nueva reducción para reducir en dos clubes más la competición y quedarse con los deseados 16 participantes. La medida, según Rosell, aumentaría la competitividad de una Liga BBVA bipolarizada por Barcelona y Real Madrid durante las últimas temporadas y mejoraría la calidad del producto final de cara a venderlo a las televisiones, lo que, a la postre, es uno de los objetivos y la principal inyección de liquidez en las arcas de los clubes.

El presidente del Barcelona también analizó negativamente la entrada de capital extranjero al fútbol español (casos Málaga y Racing de Santander) y la necesidad de adaptar el reparto de los derechos televisivos al modelo inglés, aunque el debate ya estaba servido. Su propuesta de reducir la Liga BBVA a 16 equipos era lo suficientemente potente como para silenciar el resto de temas. ¿Aceptarán el resto de clubes reducir en cuatro plazas la máxima categoría del fútbol español? ¿La maltrecha economía de la Liga soportará el descenso masivo que esto implica o por el contrario sería beneficioso?

Un proyecto olvidado

[video:http://www.youtube.com/watch?v=n1OFCJ-2c6s]

La proposición de Sandro Rosell es impactante. Sin embargo, no es una novedad en el fútbol español. Reducir el número de equipos en la Liga BBVA se proyectó en 1995 pero el proceso cayó el olvido nada más iniciarse. La idea arrancó durante el verano de 1995 como consecuencia del problema burocrático que surgió por los descensos administrativos de Sevilla y Celta de Vigo. La LFP decidió descender a gallegos y sevillanos a Segunda División B por defectos en la documentación de inscripción y ascendió al Valladolid y Albacete. Sevilla y Celta no aceptaron esta decisión y acudieron a la justicia para reclamar su puesto en Primera División.

Los tribunales le dieron la razón a los descendidos y la LFP se vio obligado a aceptarles de nuevo. Ante la imposibilidad de descender de nuevo a Valladolid y Albacete, la Liga pasó de 20 a 22 equipos. La sobredosis de clubes en Primera se entendió como la excusa perfecta para iniciar un proceso de reducción de participantes en la competición. Primero se volvería a un torneo de 20 equipos y poco después se readaptaría la competición para quedarse únicamente con 18 participantes.

El proceso se iniciaría en la temporada 1996/1997 con un descenso de cuatro equipos y ascendiendo solo dos. Así se hizo y la temporada 1997-1998 comenzó con 20 participantes. Era el inicio de un proyecto que, incomprensiblemente, cayó en el olvido. Desde entonces la Liga BBVA continúa compuesta por 20 equipos, mientras que la Liga Adelante todavía no se ha recompuesto y está formada por 22 clubes. Las palabras de Sandro Rosell han devuelto a la actualidad un proyecto olvidado que, sin embargo, podría sanear el fútbol español. Es una idea a meditar, y, sobre todo, a no olvidar.

Artículos destacados

Comentarios recientes