El martillo del Madrid vs. el pincel del Barça

Son los dos mejores ataques de la Liga, pero sus 'libretos' son muy diferntes.

Benzema anota el 3-0/lainformacion.com/Agencia EFE Benzema anota el 3-0/lainformacion.com/Agencia EFE

Con el Real Madrid de Mourinho cerca de su madurez y con el Barça de Guardiola (obviando 'esos días' que ha tenido en los últimos partidos) con los automatismos totalmente adquiridos, asisitimos cada jornada a la demostración de que no hay un único camino válido para llegar al gol. Es cuestión de gustos, o mejor dicho, cuestión de los jugadores con los que cuentes, adaptarte a sus virtudes y aprovecharlas para 'hacer mal' a tu rival.

Anoche el Madrid regaló una primera mitad que bien podría servir como ejemplo de lo que quiere Mourinho para cuando su equipo ataque: verticalidad, pocos toques y acabar la jugada siempre. Pero si lo consigue dando más opciones de pase a los generadores de juego con más jugadores por delante de la línea del balón en los ataques estáticos y seguramente, sea el mejor intérprete de espacios cuando roba el balón en el Viejo Continente, realmente este equipo da miedo ahora mismo.

[video:http://www.youtube.com/watch?v=hE8BUwn7zn4]

En el apartado individual el gran inicio de Di María y el crecimiento continuo de Marcelo hacen que las 'alas' blancas te maten si dejas huecos, mientras que por dentro, si bien Özil no está al nivel de regularidad del año pasado, la capacidad de absorber y crearse jugadas de Cristiano Ronaldo, junto al momento dulce de Higuaín y la parece que definitiva adaptación de Benzema permiten que el técnico portugués cuente con una gran orquesta para sus sinfonías.

Si hasta parece que Kaká quiera reclamar su parte de protagonismo.

Y en el lado opuesto se encuentra el Barcelona. Todos conocemos ya la capacidad de desesperar con posesiones interminables y las apariciones desde la segunda línea. Saber que si tienes la pelota el rival no te podrá marcar jamás, es un buen punto de partida para explicar brevemente el ataque culé. A partir de ahí mucha movilidad, cambios de dibujo incluso dentro de un mismo partido y el goteo de jugadores que se van sumando al ataque para crear superioridades.

La clave, lo que permite las posesiones interminables, viene de la presión que ejerce el equipo desde el momento en el que pierde el balón: un bonito ejercicio donde lo táctico y lo físico van de la mano hasta el punto de ningunear a muchos de los buenos equipos a los que se han enfrentado desde que llegó Guardiola.

[video:http://www.youtube.com/watch?v=-Cs0IemkVKs]

Mientras Iniesta o Messi crean desajustes en los sistemas defensivos de los rivales con sus conducciones y paredes milimétricas, Pedro oAlves castigan los repliegues lentos o los escalonamientos con sus apariciones sorpresivas, donde el movimiento del balón marea al rival hasta que pierde el ritmo de basculaciones. Todo dirigido por un Xavi que marca el ritmo de la circulación y escudado por Busquets, que es la última barrera de la presión asfixiante del equipo.

Esa es la marca diferencial del ataque culé. La posesiones son largas porque no dejan que el rival tan siquiera pueda crear en varios toques.

Y después están los 'solitas' de la banda, tan diferentes como las maneras de atacar de sus equipos. Cristiano Ronaldo, su juego, sus características principales, son fruto de años de trabajo de sus entrenadores y de una fuerza mental ejemplar. Siempre quiere mejorar, siempre quiere algo más cuando parece que ya lo tiene todo, y esa ambición (que a veces le juega malas pasadas) es la fuente de su fuerza.

Pero Messi parece todo lo contrario. Es innegable que ha trabajado para llegar a lo más alto, pero cuenta con 'duende', con un talento que quizás no le permita regalar muchos regates o detalles técnicos de calidad A+, pero que le transforma en imprevisible en el uno contra uno. Leo no sigue patrón, se anticipa a la entrada del rival y va 'inventando sobre la marcha'.

Dos estilos que valen (Madrid con treinta y un goles, Barça con veintisiete, son los más goleadores del torneo), que deben de ser ejemplares, pautas y que nos presentan, hoy más que nunca, una lucha de poder a poder en nuestra liga que pocas otras pueden ofrecer... pero que de momento sucumben ante un gol de falta en el noventa y tres.

Artículos destacados

Comentarios recientes