Paris Saint-Germain, el dinero da la felicidad en la Ligue 1

Los parisinos son líderes en Francia y Kevin Gameiro, el máximo goleador

Pastore y Leonardo Foto: lainformacion.com/EFE Pastore y Leonardo Foto: lainformacion.com/EFE

El Sheikh Tamim bin Hamad bin Khalifa Al-Thani tiene dos mujeres, cuatro hijos, dos islas paradisiacas, veinte palacios, ciento veinte caballos, varios canales de televisión y un equipo de fútbol: el Paris Saint-Germain. Comprar el club parisino ha sido el último capricho del príncipe heredero de Catar, aunque lo de 'capricho' quizá no sea el mejor sustantivo puesto que su llegada al Parque de los Príncipes supone la culminación de una estudiada estrategia para introducirse en el mercado francés.

Primero sus empresas de aeronáutica se hicieron un hueco entre la ególatra economía francesa. Luego, compró con Al Jazeera por 90 millones de euros anuales los derechos televisivos de la Ligue 1 hasta 2016. El último paso, comprar el PSG, fue el que más se le resistió. Su primer intento, en 2006, de compra fracasó al perder la puja contra American Colony. Este verano tuvo una segunda oportunidad y no la desperdició. Tras pagar 50 millones de euros y asumir los 30 millones de euros de deuda del club, el PSG pasó a ser una más de sus numerosas posesiones.

Leonardo presentado con el PSG

El príncipe catarí se aleja del estereotipo de magnate árabe impulsivo y caprichoso, algo que quedó patente desde que llegó al club parisino. Consciente de sus limitados conocimientos futbolísticos, legó la responsabilidad del proyecto a Nasser al-Khelaifi, su brazo ejecutor en cuestiones deportivos, quien fue nombrado oficialmente como presidente del PSG. Y éste, a su vez, confió la dirección deportiva parisina a una vieja gloria del club como Leonardo. Juntos forman el tridente que quiere devolver a Paris Saint-Germain a sus tiempos de gloria bajo una política contraria al despilfarro.

"No estoy aquí para malgastar el dinero, sino para realizar inversiones bien pensadas", anunció Leonardo nada más desembarcar en la capital gala. Esas meditadas inversiones han alcanzado los 87 millones de euros, convirtiendo al PSG en uno de los clubes que más dinero ha gastado en fichajes este verano y remodelando al equipo línea por línea. Sirigu y Douchez llegan para pelear en la portería. Lugano y Bisevac refuerzan la zaga, mientras que Sissoko y Matuidi apuntalan el centro del campo. En ataque Jéremy Menez y Kevin Gameiro aportan calidad y gol, y la guinda al proyecto es el argentino Javier Pastore, quien, costando 43 millones de euros, acapara la mitad del gasto en fichajes del club.

[video:http://www.youtube.com/watch?v=PhAjoxvcV8k]

El resultado de estas inversiones es una plantilla de primer nivel, que solo despierta una duda en el banquillo. Antoine Kombouaré continúa al frente del equipo pese a no estar acostumbrado a competir por títulos. Su primer reto es llevar al PSG a lo más alto de la Ligue 1 este mismo año y ha arrancado de manera notable. Después de un dubitativo inicio de liga, el equipo ha remontado el vuelo y en la décima jornada es el líder, con tres puntos de ventaja sobre su más inmediato perseguidor. Además, Kevin Gameiro es el máximo goleador de la categoría.

Tamim bin Hamad bin Khalifa Al-Thani ha conseguido resucitar al Paris Saint-Germain y con él al fútbol francés. Después de sufrir mucho durante el último lustro, llegando a coquetear incluso con el descenso, París vuelve a respirar fútbol. El sueño del Sheikh es traer la Copa de Europa al Parque de los Príncipes, pero, como ha hecho con todos sus negocios, irá paso a paso. La paciencia, más que los millones, es su mejor su mejor aliado.

Artículos destacados

Comentarios recientes