La peor pesadilla de Roures

La dueña de un bar pone en jaque a los magnates televisivos

En estos momentos Jaume Roures se está revolviendo en sus sábanas sin lograr conciliar el sueño. Cuenta ovejas, cuenta millones y hasta cabinas de radio vacías, pero de nada le sirve. No puede dormir. La culpa la tiene Karen Murphy. En la mente de Roures aparece una y otra vez la imagen de esta propietaria de un humilde pub de Portsmouth que se ha convertido en la peor pesadilla del trilero de los derechos televisivos del fútbol.

Para los que no la conozcan Miss Murphy es el azote de las televisiones británicas, en concreto de Sky Sports. Cansada de tener que pagar las altas cuotas que le exigía Sky para poder emitir los partidos de la Premier League en su pub, Karen Murphy ideó una imaginaria alternativa y contrató los partidos a partir de la plataforma griega Nova, con unos precios mucho más baratos que los de la televisión británica.

Sky denunció a la propietaria, pero la Unión Europea le ha dado la razón. El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (UE) ha sentenciado a favor de Karen Murphy, declarando válida la compra de descodificadores en otros países para evitar pagar por ver partidos de fútbol en televisión. Según los jueces, los derechos exclusivos de retransmisión futbolística violan el derecho comunitario al establecer mercados nacionales en lugar de un mercado único.

Esta sentencia supone un gancho en el mentón de Jaume Roures y hace temblar sus acaudaladas cuentas bancarias. Si pierde la exclusividad de la explotación de los derechos de televisión de los partidos de Liga BBVA y se permite la entrada de plataformas extranjeras podría peligrar su condición de dominador en el mercado. Sin ir más lejos, cambiando Sky por Nova, Murphy se ha ahorrado la friolera de 6.400 euros anuales.

También quedan condicionadas las altas cifras que pagan las televisiones a las ligas para poder emitirlas. Sky, por ejemplo, ha invertido 1.800 millones de libras por los derechos de la Premier League considerando que los compraba la exclusiva de emisión en Inglaterra, pero con la apertura del mercado a buen seguro que la televisión se pensará dos veces renovar el acuerdo. Por lo tanto, esto repercutirá también en la ya de por sí maltrecha salud de los clubes de fútbol.

De este modo, el mundo de los magnates televisivos de tambalea y Jaume Roures padece su agresivo ataque de insomnio. Y cuando los millonarios sufren, el pueblo sonríe. Mientras tanto, Karen Murphy se limita a decir "ha sido la batalla de una persona pequeña". Pues se ha convertido en una gigante...

Artículos destacados

Comentarios recientes