El Real Madrid tiene un problema

El centro del campo es el talón de Aquiles del Real Madrid

Nuri Sahin Nuri Sahin

Se juega hoy uno de los “Clásicos” históricos de la Liga de Campeones más importantes, Ajax-Real Madrid, y el asesor deportivo del conjunto holandés, Johan Cruyff, no ha desperdiciado la ocasión de lanzar un recado al eterno rival de “su” Barça: “El talón de Aquiles del Real Madrid es el centro del campo” ha sido su opinión sobre el equipo castellano. Y no le falta razón a la estrella histórica del fútbol. Salvo Xabi Alonso, único intocable en el centro del campo merengue, los demás puestos han ido rotando sin encontrar aún su pareja de baile.

A la espera de los desaparecidos Nuri Sahin y Altintop (convocado por primera vez hoy) y el ostracismo continuo que vive Esteban Granero, la verdad es que la zona de creación de juego del Madrid brilla por su ausencia y más tras las desastrosas actuaciones de Özil en los últimos partidos. Desde el enfrentamiento contra el Dinamo de Zagreb en Champions hace un par de semanas y donde comenzó la espiral de mal juego que aún arrastra el conjunto merengue, Mourinho no ha repetido centrocampistas: En Zagreb salió con Coentrao, Xabi Alonso, Özil y Di María, contra el Levante vimos a Alonso, Khedira, Kaká y Di María, en el enfrentamiento contra el Racing fueron Alonso, Lass Diarra, Ozil y Callejón y en el del pasado sábado vimos a Lass Diarra, Xabi Alonso, Di María y Kaká. De éstos, sólo Alonso y Özil son capaces de proponer fútbol, pero el tolosarra se ahoga entre tanto músculo y el alemán está a años luz de su mejor versión, como demuestran sus últimas suplencias. Pero la cuestión es que si el turco-germano tiene un bajón en su juego, nadie entiende qué hace Lass jugando e intentando suplirle y no se exige más a un Granero acomodado como bohemio reserva. Esteban, en las ocasiones que ha tenido oportunidad, ha jugado mejor o peor, pero siempre ha demostrado mayor capacidad de visión de juego e inventiva que Lass, Khedira o el propio Coentrao (tal vez mayor capacidad que los tres juntos). Al Real Madrid le falta ese último toque, ese último pase que surta balones a Cristiano y a Benzema, le falta ese futbolista que abra el juego a las bandas y se asocie con Di María para que pueda explotar su velocidad, falta movimiento, falta y falla la elección del pase correcto y por tanto, falta posesión, faltan las transiciones de balón, gran recurso del equipo de Mourinho y que últimamente no se da, falta cansar al rival con argumentos balompédicos… en definitiva, falta fútbol en el Real Madrid.

Y en este sentido, le vendrá como anillo al dedo a este Madrid la vuelta de Nuri Sahin, el jugador fichado para esta misión de arrojar luz a la oscura tarea que, de momento, ha estado proponiendo el conjunto de Mourinho y el cual tiene recursos y calidad para llevarla a cabo con creces. Pero de momento, Sahin sigue con su calvario de extrañas lesiones que le han impedido debutar con su nuevo equipo.

Así pues, si no cambiar algo es síntoma de buen funcionamiento, estar en pleno cambio evidencia que algo no funciona como debiera. De hecho, plantearse si quiera el salir con doble pivote frente al Rayo Vallecano en el Bernabéu (Diarra – Alonso) es, sin lugar a dudas, que algo falla en la sala de máquinas merengue, algo tan extraño como confiarle la tarea de crear juego a Khedira, Coentrao o al propio Lass (20 minutos duró en su último partido). Evidentemente, el centro del campo madridista no funciona, no crea juego y además, los resultados no acompañan, salvo el engañoso 6-2 de la pasada jornada liguera.

Y si bien, como comentamos, falta fútbol, habrá que buscarlo. Y desde luego, no se puede buscar en los argumentos futbolísticos que pueden aportar jugadores como los ya señalados, si no más bien en otras soluciones como la ya propuestas de Granero y Nuri Sahin o incluso buscar recursos en la cantera, esa cantera prolífica que siempre ha tenido el Real Madrid y que en la actualidad Mourinho no sabe aprovechar, olvidándose de los jugadores del Castilla y llevándolos al olvido futbolístico.

[video:http://www.youtube.com/watch?v=E3oQuPqM2-w]

Hoy tendrán delante a un Ajax que no es ni la sombra de lo que fue, aunque si bien tiene mejor jugadores que Levante, Racing o Rayo como la competición demanda, es un equipo joven, con menos tablas que los que han apretado al Madrid en liga, y muy blanditos atrás, en definitiva, un equipo propenso para que Benzema o Cristiano Ronaldo se luzcan y centren la atención de aficionado y crítica. Así pues, Cruyff no está equivocado, pero su Ajax no sacará a la luz los defectos del equipo merengue.

Artículos destacados

Comentarios recientes