El Barça se los come a pares

Ha encajado 2 goles en 5 partidos de 8 oficiales

El Barça tiene un problema. Se suponía que el Real Madrid era el problema, pero con un equipo en franca regresión y con unas prestaciones físicas paupérrimas, y que ha regalado 5 puntos en sus dos últimas visitas a Valencia, (contra el Levante) y Santander, (contra el Real Rácing), sólo tiene un punto de ventaja.

El equipo funciona en ataque y sigue siendo capaz de marcar. Messi ha encontrado un nuevo socio con quien elevar la cuenta goleadora, pero se ha abierto una fuga de aguas atrás.

Curiosamente, el 1-3-4-3 con rombo había sido la mejor manera para golear y no recibir goles. Así ha sellado sus partidos en casa, claro que fueron contra Villarreal, que ha empezado una temporada flojísima y contra Osasuna, que no tiene plantilla para discutirle nada al campeón de Liga y de Europa.

Pero el Barcelona ha encajado dos goles en 5 de los 8 partidos oficiales que ha disputado esta temporada. Y sólo ha podido ganar uno de ellos, el 3-2 en el Camp Nou contra el Real Madrid y con el agua al cuello.

Bajas

Evidentemente uno de los principales problemas de los que se puede acusar al FC Barcelona es que ha tenido dos bajas importantísimas durante estas fechas. Piqué y Puyol, baluartes defensivos del equipo no han podido coincidir en ninguno de esos partidos, pero no es menos cierto que sin ellos atrás, la temporada pasada fueron campeones de Liga con una suficiencia inesperada y de Europa con actuaciones notables en las semifinales y en la final.

Pero la lógica dice que Mascherano es un pivote defensivo que no debería ser el central indiscutible, y Busquets baja mucho sus prestaciones como central, en vez de medio centro.

El juego aéreo, uno de los defectos históricos de este equipo desde que llegó Guardiola, no ha sido su único punto débil. En realidad los goles han sido provocados por las pérdidas de balón y por los desajustes defensivos, en algunos casos escandalosos.

Abidal está acusando muchísimo los cambios de sistema y su obstinación de salir con el balón controlado le está acarreando unos problemas al Barcelona tremendos.

Los goles

Los despropósitos defensivos comenzaron en la Supecopa de España. El Real Madrid consiguió anotarle dos goles en ambos partidos. En el Bernabéu el acierto de sus puntas le salvó la eliminatoria. Al descanso el Barça se fue vapuleado y superado, pero con 1-2. El primero lo recibió de Ozil, aunque toda la jugada es de Benzema desnudando, por primera vez a Abidal, que va a salir en todas las fotos.

[video:http://www.youtube.com/watch?v=1spqyAN40yQ&feature=related]

El gol del empate llegó a balón parado. Otro de los grandes defectos por pulir del, a la postre campeón. El córner llego mordido a la frontal y Xabi Alonso lo empujó blandito a la red. Otra vez Abidal, en medio de la jugada tapó a Valdés y no acertó a despejar. 2-2.

La vuelta de la Supercopa fue muy emocionante, pero nuevamente la defensa fue superada por el ataque del Real Madrid. Después del tanto de Iniesta, el Real Madrid botó un córner que la defensa del Barcelona no supó alejar de su área. Un centro a ninguna parte encontró pasillo entre todas las piernas de los defensores como lo hizo disparo de Xabi Alonso en el Bernabéu. Pero por allí apareció para rematar Cristiano Ronaldo y poner la incertidumbre en el marcador. 1-1. La posición la habilitaba... Abidal.

[video:http://www.youtube.com/watch?v=cmuGA2SYt9s]

El 2-2 lo pondría Benzema. Adivinen el guión. Córner... empiezan bien. Balón al área que rechaza de cabeza la "defensa" azulgrana, la pelota vuelve picuda al segundo palo, (ojo que viene protagonista), allí un hombre solo, preso del pánico despeja al punto de penalti con la izquierda, (¿su pierna buena?). Su nombre... Erik. Su apellido: Abidal.

La Liga

En el Camp Nou el Barcelona no ha tenido ningún problema, pero a domicilio le han ceñido los partidos por errores defensivos de libro.

En Anoeta, con 0-2 en el marcador antes del primer cuarto de hora, el equipo se relajó y se regodeó en su juego de asociación hasta que dos errores en su propia transición acabaron constándole dos goles y dos puntos. El primero en una transición defensiva espantosa. Robo a la zaga en su parte izquierda (...) y centro al área donde Aguirretxe puso en primero.

Aguirretxe puso el primero en Anoeta. Foto:lainformacion.com/EFE

El segundo tuvo como protagonista a Villa, que envío un melón envenenado pillando a toda su defensa a contrapie. La jugada acabó con Busquets tratando de salvar los muebles de portero, pero con el balón dentro. 2-2.

Su siguiente visita fue ayer a Mestalla. La banda derecha de la defensa fue una broma durante la primera parte y Mathieu aprovechó para presentarse con libertad por el hueco que dejaba el 3-4-3 en el costado izquierdo del ataque che con frecuencia, soltura y peligro. Su primer centro lo desvió Abidal a gol. 1-0.

Pablo puso el 2-1 en Mestalla. Foto:lainformacion.com/EFE

El segundo, el lateral francés lo dejó pasar en un escorzo digno del circo, y lo remató Pablo. Era el 2-1. Cesc lo pudo arreglar en la segunda parte, pero Soldado tuvo otra ocasión clamorosa que Abidal hubiera metido sin problemas, pero que el ariete marró contrapronóstico.

Champions

Las cosas no le han ido mejor en Champions. Una maniobra de Pato en el centro del campo dejó a toda la defensa tomando el freco a más de 10 metros de distancia. Lo de menos fue batir a Valdés. Fue el gol más rápido en la historia de la Champions.

Pato dejó de piedra a toda la defensa. Foto:lainformacion.com/EFE

El segundo fue de córner, ¿les suena?, aunque esta vez fue de uno directamente a gol y materializado por uno de los centrales más bajitos de la elite europea, Thiago Silva. Dos puntos menos, algo menos de dinero y un calendario difícil para ser líderes de su Grupo en la máxima competición europea...

El Barcelona hace aguas de una manera preocupante. Ha encajado más veces 2 ó más goles esta temporada, en ocho partidos, que en toda la temporada pasada, cuando sólo el Arsenal, en Londres, en los cuartos de final de la Champions (2-1); el Real Betis, en Sevilla, en octavos de la Copa del Rey y con la eliminatoria resuelta del Camp Nou (3-1) y el Sevilla, en el primer partido oficial de la temporada en la Supercopa de España (3-1), lo habían conseguido.

Artículos destacados

Comentarios recientes