Vender cantera para fichar a Cesc

Los ingresos por la venta de canteranos ayudarían al fichaje del capitán del Arsenal

La negociación por Cesc se recordará, sea cual sea el desenlace, como una de las más duras para traer a un jugador a nuestra liga.

La posición de enroque del Arsenal, los mensajes minados de Wenger y la difícil posición del internacional español, entre el respeto y cariño al Arsenal y el deseo de querer jugar en el equipo de su vida, son suficientes ingredientes para presentar un trato complejo ante un Barça en una situación tampoco sencilla.

Pagar tanto dinero por un jugador que era de la cantera manda un mensaje con doble sentido hacia sus propios jugadores de las inferiores. Sí, trabajan de la manera correcta, su perfil vale para el primer equipo, pero si se preveen pocoso minutos en el primer equipo o quieren quemar etapas a mayor velocidad, fuera lo tendrán más fácil. Después al club no le importaría pagar por su vuelta. Ya pasó con Gerard López o Gerard Piqué y tarde o temprano pasará con Fábregas.

Y es que este es el gran problema de tener una gran generación en el primer equipo: tapa a la siguiente si no roza la brillantez. Thiago y Víctor Vázquez son un claro ejemplo. El hispano-brasileño, más allá de ser 'la alternativa a Cesc' o de haber sido incluído en varias operaciones hasta su renovación, es un jugador que no es que apunte maneras, es que lo tiene todo para ser una referencia en unas temporadas, mientras que el jugador que salió hace unas semanas hacia el Brujas, es un grandísimo jugador, pero sin opciones ante Busquets, Iniesta, Xavi o el propio Alcántara.

Quizás habiendo visto esto, desde la dirección culé, con el beneplácito de Guardiola, hayan optado por conseguir más dinero y poder subir la oferta por Cesc de una manera un tanto peculiar si repasamos las últimas salidas de sus canteranos.

Vázquez, Nolito y Sánchez, tres de los jugadores con más nivel, han salido sin dejar ingresos sabedores de que no tenían sitio pero ahorrando al club el aumento de ficha que su condición (casi como rotación en el primer equipo) requería.

Bojan y Romeu han salido dejando alrededor de diecisiete milllones de euros (doce el primero, cinco el segundo) con una condición un tanto curiosa, la obligación del club catalán de recuperarlos en dos años por unos veintiún millones.

La operación a nivel económico, es mucho más simple de lo que nos imaginamos: la Roma y el Chelsea han hecho un préstamo al Barça que devuelve en dos años junto a sus intereses.

En lo deportivo, dos jóvenes con mucho talento deberían tener más minutos de calidad de los que les podría ofrecer en estos dos años el Barcelona. ¿Quién sabe si en esas dos temporadas Bojan podría ser el sustituto de Villa o Romeu una alternativa a Busquets o Mascherano?

Otro que pinta a marcha es Jeffren. También relacionado con varias operaciones, el español de origen venezolano no ha defraudado en los minutos que ha tenido, pero lo 'cerrado' de su perfil, sólo banda izquierda, dificulta que pueda entrar en las rotaciones del ataque. Se hablan de cerca de seis millones y los mejor colocados para su fichaje han sido Bolton, Granada y ahora Sporting de Portugal.

Junto a los diecisiete de Bojan y Romeu, serían casi veinticuatro millones para subir la oferta por Cesc o, en el peor de los casos, 'haber pagado' la llegada de Alexis Sánchez.

Sí, con estos movimientos se desmonta la teoría de la cantera, fichando estrellas por grandes cantidades y viendo como los jugadores formados salen... pero para el más acérrimo defensor del modelo ¿no será este otra manera más de que los canteranos ayuden al crecimiento del club?

Artículos destacados

Comentarios recientes