Excesivo premio para Brasil

Fred empató en el 89 para los brasileños

Paraguay-Brasil Paraguay-Brasil

El partido, en teoría, más duro que se iba a encontrar Brasil en la primera fase de esta Copa América era el que le enfrentaría a Paraguay... y vaya si lo fue. Un gol en una de las últimas jugadas del partido de Fred rescató al equipo de Menezes de firmar una de las peores actuaciones de un equipo en este torneo.

Gran culpa de ello la tuvo Paraguay que le salió muy bien el plan que ideó Martino para este partido. Durante la primera parte frenó y dificultó el juego de asociación de Brasil con un gran partido de Vera, Ortigoza y Estigarribia. El orden y las líneas juntas pero atrasadas restaron, eso sí, poder en ataque, pasando Barrios y Santa Cruz casi inadvertidos en este primer período.

Aún así, Brasil consiguió adelantarse en el único error del sistema defensivo de los guaraníes que permitió a Jadson recibir en posición franca de disparo en la frontal sin oposición y el jugador del Shakthar no perdonó.

Jadson había entrado en el equipo inicial con la idea de que junto a ‘Ganso’ diera velocidad y precisión al ‘último pase’ pero el primero encontró en el gol un motivo para no ser sustituído, ya que su incidencia en el juego fue escasa, perdido en el trabajo de contención de Paraguay.

Todo cambió en la segunda mitad. El gol espoleó a Paraguay, que se estiró algo más sin descuidar la telaraña que nacía en su centro del campo y rápidament empató el partido. Fue en una jugada de Estigarriba por banda izquiera, superó a Alves y su centro no fue bien interceptado por Silva y llegó al espacio de Roque Santa Cruz que definió con clase. Paraguay no había hecho grandes méritos en ataque, pero tampoco merecía verse debajo del marcador. El gol hizo mal a Brasil y el equipo de Martino lo ‘olió’ y golpeó de nuevo, contando esta vez, con la suerte de su lado. Una vez más Santa Cruz se movió bien dentro del área y habilitó al delantero del Hércules en su entrada en el área. Su primer remate fue tapado por Julio César pero el rebote le benefició y sólo tuvo que acompañar el balón hasta que se metiera en la portería.

El 2-1 dolío muchísimo a la verdeamarelha que inició un ataque más por la vergüenza torera que por saber cómo hacer mal a una Paraguay que no parecía pasarlo mal. Pero Brasil, como las grandes, no estaba muerta todavía. Fred había sustituído a un gris Neymar y fue el delantero amuleto que no le acabó de salir bien a Menezes en el primer partido. Casi en el primer balón que tocó, minuto ochenta y nueve, supo corpear bien para ganar espacio y tiempo para soltar un disparo seco y cruzado que se convirtió en el empate final.

Paraguay hizo lo justo para conseguir dos tantos y pagó caro un error de repliegue en el primer tiempo y sufrió la calidad técnica individual en los últimos minutos que le costó el empate.

Brasil se aferra a tener más opciones que juego, pero mucho deberá mejorar para recuperar su estatus.

Artículos destacados

Comentarios recientes