El Mallorca se deshace

Los bermellones apenas tienen plantilla para afrontar la temporada

Aouate/lainformacion.com/EFE Aouate/lainformacion.com/EFE

El Mallorca iniciará el próximo jueves la pretemporada. La frase no resultaría llamativa de no ser porque los bermellones se encuentran en cuadro. A menos de 24 horas para iniciar la nueva temporada, el conjunto balear tan sólo ha incorporado un fichaje -Tomer Hemed- pero ha dejado escapar varios jugadores y no dispone de una plantilla de garantías para luchar por la salvación en la Liga BBVA. La situación comienza a ser crítica para los mallorquines, y su entrenador, Michael Laudrup, se impacienta ante la escasez de caras nuevas.

El caso más sangrante se produce en la portería. Actualmente el Mallorca -a la espera de que se cierre definitivamente el fichaje de Calatayud- sólo cuenta con un portero en la plantilla: Dudu Aoaute. Este verano han abandonado la disciplina bermellona Germán Lux y Tomeu Nadal, y no ha llegado ningún refuerzo para cubrir esos huecos. Así, el israelí no tendrá recambio cuando arranque de la pretemporada. Resulta paradójico comprobar que en la Liga BBVA militan tres porteros mallorquines (Moyá y Nadal en el Getafe, y Juan Carlos en el Villarreal) y mientras que el Mallorca sólo cuenta con un guardameta y es extranjero.

El problema en la portería es extensible al resto de la plantilla. El Mallorca sólo cuenta con 21 jugadores después de que Rubén, Ayoze, Enrich y Tomeu Nadal hayan abandonado el club este verano. Además, en las próximas horas seguirán el mismo camino Pierre Webó, Corrales y Pina, mientras que la continuidad de Iván Ramos y Gonzalo Castro está en el aire por el interés de varios equipos en hacerse con sus servicios.

Si se confirman todas las ventas el Mallorca se quedaría únicamente con 16 jugadores, y lo cierto es que no se prevén demasiadas llegadas. El delantero israelí Hemed ha sido el único en llegar, y no han sonado muchos nombres. Los bermellones se interesaron por Dani Benítez, pero este se quedará en el Granada, y también se le escapó el atlético Varela. Poco más se ha rumoreado del Mallorca en este mercado de fichajes.

La situación es preocupante. Laudrup comienza a perder la paciencia, pero el Mallorca no dispone del poder económico para asaltar el mercado de fichajes con autoridad. El único frente abierto se encuentra observando al Camp Nou y es que los bermellones esperan lograr alguna cesión procedente del filial azulgrana o de alguno de los jugadores del primer equipo que no entren en los planes de Josep Guardiola.

En definitiva, el Mallorca deberá tener paciencia durante el próximo mes y permanecer alerta a los movimientos de otros clubes. A falta de dinero, los bermellones se ven obligados a esperar que el resto de equipos realicen sus descartes para reforzarse a partir de ahí. Pero, por ahora, sólo pueden aguantar e iniciar la pretemporada en cuadro. No les queda otra.

Artículos destacados

Comentarios recientes