México renueva su supremacía

El Tri remontó y ganó la Copa de Oro

El partido que, una vez más, todos los aficionados al fútbol que suelen seguir la CONCACAF esperaban para ver el estado de la rivalidad que domina el fútbol de esta zona del mundo, nos regalaba un nuevo capítulo.

Estados Unidos y México volvía a jugar un partido por la Copa Oro, el título que debía señalar al ganador como mejor equipo de la zona de manera oficial.

El partido que se celebró en el mítico Rose Bowl de Pasadena, presentó al equipo del ‘Chepo’ de la Torre con su once de gala y al de Bob Bradley con algún cambio llamativo como el inicio de Freddy Adu en lugar de Agudelo.

Pero esos cambios poco importaron cuando a los siete minutos de partido, un córner desde la derecha es muy bien rematado por Michael Bradley, que se desmarcó muy bien hacia el primer palo.

México no elaboraba, buscaba rápidamente llegar a zonas de peligro con pases cruzados o conducciones, como la que provocó que ‘Chicharito’ se quedara solo ante Howard pero que su disparo al palo fuera anulado por fuera de juego. Estados Unidos, llevaba el peso con posesiones más largas lejos de su área y tratando de encontrar los huecos.

Buena muestra fue el segundo gol en el 23’. Un balón recuperado en la zaga yankee sirvió de inicio para una jugada en combinación a primer toque que acabó con Dempsey en la zona de mediapunta viendo el desmarque de Landon Donovan que resolvió sin vacile ante Talavera.

En poco más de veinte minutos Estados Unidos había construído una importante ventaja en el marcador ante un equipo mexicano que se había mostrado con prisas al recibir un gol tan pronto.

Quizás el que redujera las distancias a los pocos minutos ayudó a México a serenarse. Fue en una jugada con pocos toques, pero rápidos en la que Hernández buscó al espacio a Barrera que anotó.

En el treinta y cinco, una nueva contra fue ejecutada a toda velocidad: Guardado recuperó, buscó a Castro que abrió a la derecha para que Gio Dos Santos centrara el balón raso hacia el segundo palo. El deportivista, que seguía la jugada, apareció libre de marca para empujar el balón y empatar el partido para llegar al descanso.

A los cinco minutos de la segunda mitad México completó la remontada. Fue de nuevo en una jugada con pocos toques y donde Andrés Guardado anduvo listo para hacerse con el despeje yankee. Ese balón recuperado llegó a Barrera quien con un bonito golpeo de exterior batía a Howard y ponía el 2-3 casi en la primera jugada de la reanudación.

A partir de ese gol el partido se abrió y las ocasiones se repartían entre los dos equipos, pero fue México la que cerró el partido justo después de que Estados Unidos tuviera la opción del empate.

Dos Santos aprovechó un gran pase de Torrado pero no encontró el espacio para batir a Howard, aguantó hasta que le quedó bien parada en la izquierda y se sacó una vaselina perfecta que encontró la escuadra, el único espacio que no tapaba ningún defensa americano: un auténtico golazo que cerró la goleada y el partido para los de De la Torre.

México disipó las dudas que había presentado en la fase de eliminatorias, mientras que Estados Unidos encontró el gol que tanto le faltó a la largo del torneo, pero evidenció lagunas en el repliegue y la presión en el medio.

Artículos destacados

Comentarios recientes