Estados Unidos y Panamá siguen

Estados Unidos sigue con paso firme

Segunda noche de cuartos de final con dos partidos muy atractivos con equipos que nos habían dejado detalles más que interesantes. Estados Unidos impuso su pegada y calidad ante una Jamaica que dejó en nada su buena fase anterior y Panamá tuvo que acudir a los penalties para eliminar a El Salvador, continuando su línea ascendente.

El equipo dirigido por Bob Bradley se repuso rápidamente del susto que le dio Jamaica casi en la primera jugada del partido cuando ni Jonhson primero ni Shelton después estuvieron acertados para batir a Howard en una doble ocasión que pilló muy despistada a la zaga yankee. A partir de ahí dominio absoluto de los Estados Unidos con Michael Bradley y Clint Dempsey como canalizadores del juego.
Rondaban el área de los jamaicanos pero no llegaban las ocasiones claras. Hubo que esperar hasta los minutos finales para ver como un maravilloso pase de Bradley se colaba por un minúsculo espacio para dejar a Licahj solo pero su flojo disparo fue parado en dos tiempos por Ricketts.
En la segunda mitad fue Estados Unidos la que golpeó primero. Fue en el minuto tres cuando un disparo desde la frontal de Jermaine Jones golpea en Taylor, cambia la trayectoria del disparo y Ricketts sólo puede ver como el balón entra mansamente al lado contrario al que el se había lanzado.
Lo más difícil estaba hecho, ya que Jamaica se encontraba cómoda defendiendo y sabía que podía pegar un zarpazo, pero ahora tenía que abrirse más en busca del empate. Por ello, en una jugada de contraataque, Taylor tuvo que frenar a Jones y fue expulsado, a partir de ahí, Estados Unidos sabía que lo tenía todo en su mano para pasar e intensificó su ataque en busca del gol que debía sentenciar.
Tardó en llegar, tras varias ocasiones, y lo hizo cuando en una combinación entre Dempsey y Agudelo (que sustituó al lesionado Altidore en la primera mitad) acabó con un balón de este segundo hacia el espacio donde apareción Dempsey para driblar a Ricketts (que cuajó un buen partido) y marcar a placer. No hubo acciones de relevancia ya que los americanos mantuvieron el control sin querer hacer demasiada sangre. Van a más en la competición.

Más igualado se presentó el Panamá - El Salvador y quizás por ello sin tantas ocasiones. Un primer tiempo casi de tanteo entre dos selecciones que habían vivido hasta el momento del acierto de sus goleadores y que, en este partido no iba a ser menos.
Fue turno primero para el salvadoreño Zelaya, quien ejecutó un penalty a los veinte minutos pero que fue interceptado por Montes, dándole algo de vida a una Panamá que se había mostrado algo tímida con respecto a otros partidos. Acabó mucho mejor la primera parte.
En la segunda, un discutible penalty de Morales a Ramos en el área panameña dio la oportunidad a Zelaya de redimirse y, esta vez sí, conseguir el tanto. Con esa ligera ventaja, El Salvador fue echándose atrás poco a poco confiando en la continuidad de la escasa eficacia de Panamá. Pero pareció que no aprendió nada de cómo eliminaron a Canadá porque fue casi de idéntica forma.
Una jugada mal cortada por El Salvador en su área llega a Pérez quien lanza un centro cerrado y bombeado que no puede despejar con contundencia Montes y queda botando para que Tejada lo empuje aunque con tiempo para que Montes la pueda volver a parar pero a ojos del linier, dentro de su portería. En la última jugada Tejada volvía a empatar un partido clave.
La prórroga no fue más que una muestra de miedo y cansancio que nos llevó a los penalties donde el fallo de Dennis Alas mandó a Panamá a la semifinal.

Artículos destacados

Comentarios recientes