Europeo Sub 21

La diferencia entre la Sub 21 y la absoluta

Viviendo como vivimos la mejor época de la selección española de fútbol, ya no sólo por los títulos conseguidos en los últimos torneos, sino por el fútbol con el que se ha logrado, es interesante sentarse a ver, primero, como se arman los clásicos dominadores del fútbol mundial para seguir manteniendo su estatus logrando más títulos y, más relevante, observar cómo se plantea un partido que quieres ganar y que del que, de inicio, sabes que tendrás poca posesión para hilar una jugada de ataque.

Lo primero que hay que aclarar es que no defendemos los altos porcentajes de posesión como seña de buen fútbol, sino que lo usamos para exponer un problema serio para los rivales de España. Menos posesión y en zonas relativamente alejadas de la portería exige una precisión casi clínica y una velocidad que dificulta el acierto a un equipo inferior técnicamente.

En los úlltimos amistosos de España ante Estados Unidos y Venezuela hemos observado que si planteas un partido esperando a hacer tu juego cuando tengas el balón, como hicieron los de Bradley, España te pasará por encima. Mientras que si ‘ensucias el campo’ tratando de cortar el juego con faltas y de paso intentar amedrentar el ánimo de los chicos de Del Bosque, puede que no te avasallen, pero sí que saldrá a relucir las diferencias técnicas como son buena prueba los goles con los que se logró esa victoria.

Un anexo a estos dos partidos podría ser el partido jugado por la sub21 ayer en el Europeo que acabó ganando, pero donde le tocó aguantar algún episodio de dureza. Aunque la idea de Milla dista poco de la de Del Bosque, sí que existen diferencias entre los jugadores que puede utilizar e incluso nos atreveríamos a decir que de actitud ante los partidos (como ha demostrado Thiago, el jugador más técnico del equipo pero quizás también el menos respetuoso para con el rival).

Porque la principal fuerza de España reside en su fuerza mental. No es el equipo español el único con centrocampistas técnicos (Alemania, Brasil, Holanda, la nueva Italia...), tampoco es el único con automatismos adquiridos (Chile, Inglaterra...) o la única con grandes individualidades (Argentina, Portugal...), sino que además de destacar en estos apartdos cree ciegamente en el modo que tiene de jugar y no se amolda a la manera que tenga el rival de frenarle, sino que simplemente, espera un poco más.

Y mientras, en las categorías inferiores el principal factor de clasificación sí que es la calidad técnica, España sí que anda a la cabeza junto a Alemania y Brasil en este apartado en categoría sub21 y es una clara candidata a llevarse este Europeo. Existen buenos mimbres para dar continuidad a lo que vemos en la absoluta, pero queda un trabajo de concienciación de que no todos los partidos que se van a encontrar van a ser ‘cómodos de jugar’.
Ante Inglaterra, excusaremos que fue el debut, pero el equipo desprendió, por momentos, fases de impaciencia y hasta ansia por querer imponerse.

Tal vez por eso, muchos de los chicos que pedimos para la titularidad o que tengan más minutos en sus equipos, tenga que quemar todavía alguna que otra etapa en su madurez mental deportiva.

Artículos destacados

Comentarios recientes