La necesidad de fichar

Una costumbre millonaria

Fichar por fichar. La nueva costumbre del mercado del fútbol no entiende de crisis. Ajenos a la realidad económica que nos abraza, "ellos" quieren tener siempre lo mejor que brilla en las vitrinas de la tienda deportiva. Lo que está a la moda, el último modelo, el nuevo producto que prevalece en el mercado.

Como si de una partida de ajedrez se tratase, Sandro Rosell y Florentino Pérez mueven sus piezas en el tablero del mercado del fútbol con el fin de avanzar en los casilleros negros y blancos fagocitando estratégicamente lo que se cruce en el camino. El tiempo, el otro enemigo silencioso, se frota las manos con el ambicioso placer de esperar sentado que termine ese duelo que dura, prácticamente, un pretemporada.

Si el tridente MVP (Messi, Villa y Pedro) conforma la mejor delantera que el FC Barcelona puede albergar en la línea ofensiva, tiene que llegar el verano para proclamar la necesidad de fichar otro jugador que pueda potenciar lo que, anterioremente, llamábamos inmejorable. ¿Cómo se puede perfeccionar lo que parece perfecto?.

El dinero, la competencia de tener mejores jugadores (que no significa mejor equipo), la necesidad de fichar o, en algunos casos, la política en el fútbol han hecho de una compra, una necesidad de fichar.

Si el triángulo Busquets-Xavi-Iniesta resulta una figura geométrica y tácticamente perfecta.. ¿Qué sentido tendría desembolsar millones de euros en la "Operación Cesc"?. Quizás, "catalanizar" un poco más a la plantilla extienda el futuro de Rosell como presidente. A lo mejor, más que por necesidad, es una petición que el pueblo blaugrana implora con ilusión. Lo cierto es que si el FC Barcelona es el mejor equipo del mundo...¿Cómo podemos hacer para ser mejor que el mejor equipo del planeta fútbol?.

Reforzar el lateral derecho para darle combustión al incansable Dani Alves es algo razonable. Traer un central que acompañe a Piqué cuando Puyol no pueda jugar sin convertir a un centrocampista (Mascherano) es aceptable. Pero... si tenemos a Messi, Villa, Pedro, Bojan...¿Alguien puede explicar qué sentido tiene invertir en jugadores como Rossi o Alexis Sánchez?

Algo similar ocurre con Don Florentino Pérez. El magnate de la entidad merengue tiene algo claro: Fichar jugadores que vendan. El principio del marketing. Ronaldo, Kaká, Benzemá, Canales, Özil y ahora también Agüero y Neymar, todos futbolistas-sensaciones de la actualidad. La moda se impone ante la necesidad de confeccionar una plantilla. La venida de los galácticos Beckham, Ronaldo, Figo, Roberto Carlos ya lo experimentó en la anterior etapa de Florentino. Y ahora, la costumbre de fichar, se ratifica.

Fichar por fichar. Un necesidad del fútbol para los grandes. Comienza la pretemporada y es tiempo de compras y ventas. El mercado del fútbol comienza a mover sus fichas en su tablero de ajedrez. El tiempo ha comenzado. Empieza la partida. ¿Comienzan las blancas..?

Artículos destacados

Comentarios recientes