El milagro de Dalglish

El Liverpool está muy cerca de Europa

Cuando se hizo el relevo en el banquillo del Liverpool, nadie pensaba que los frutos iban a llegar en la misma temporada. La transición entre Hodgson y Dalglish ha sido la deseada por directiva y afición. Hodgson dejó el equipo vagando sin rumbo en la Premier League, ni el juego era vistoso, ni los resultados eran los esperados. Un equipo confeccionado para luchar por grandes objetivos se había convertido en un equipo mediocre de media tabla que llegó a coquetear con los puestos de descenso.

Con la llegada de Dalglish parecía que todo iba a cambiar de la noche a la mañana. No iba a ser así. El mítico jugador "red" se iba a encontrar con la primera en la frente. En su debut, el Liverpool iba a caer eliminado de la FA Cup ante el Manchester United. Corrían malos tiempos para el equipo de Fernando Torres.

Un Fernando Torres que ya no era el de temporadas anteriores con Rafael Benítez. Las lesiones, el nuevo sistema de juego, y la falta de ritmo, lastraron al niño consentido de Dalglish.

Llegó el mercado invernal y se produjo una pequeña revolución interna. Por la puerta de atrás salió el niño Torres, uno de los ídolos de la afición, pero llegaron Luis Suárez y Andy Carroll. El delantero español abandonó el barco cuando más se necesitaba el empuje de todos. Los cantos de sirena del Chelsea fueron más fuertes que su compromiso con los "red". Y por si fuera poco, el capitán Steven Gerrard se perdía el resto de temporada por lesión.

Tras la eliminación de la Europa League contra el Sporting de Braga, el equipo de Dalglish se podía centrar exclusivamente en la Premier League para intentar clasificarse para los puestos europeos.

Gracias a la victoria ante el Fulham de ayer (2-5), el Liverpool ha alcanzado los puestos que dan acceso a la Europa League y depende sí mismo para afianzar la clasificación. Además, si los resultados son favorables, podría soñar con la Liga de Campeones, que está a cuatro puntos y aún quedan dos partidos por disputar.

Dalglish cogió al equipo duodécimo y ha conseguido volver a ilusionar a una afición que ya pensaba que aquel Liverpool que levantaba títulos era una mera utopía. Gracias a los fichajes de invierno y a los rejuvenecidos Maxi y Dirk Kuyt, Kenny Dalglish y su Liverpool podrán volver al sitio que les recorresponde.

Artículos destacados

Comentarios recientes