Se regalan equipos

El Rayo Vallecano cambia de dueño

Los jugadores del Rayo Vallecano celebran un gol en la presente temporada Los jugadores del Rayo Vallecano celebran un gol en la presente temporada

Un club ha sido noticia en la presente temporada en la Liga Adelante por motivos, tanto deportivos, como extradeportivos.

En el aspecto meramente deportivo, resultadista, se encuentra en una situación privilegiada, importante de cara a la próxima temporada, ya que el Rayo Vallecano se encuentra en la segunda posición de la tabla clasificatoria, empatado a 72 puntos con el Real Betis Balompie. El futuro pinta mejor que bien y seguramente se certifique en breve el ascenso matemático a la Liga BBVA. El retorno de un histórico del fútbol español a la élite que, actualmente, sufre una situación extradeportiva e institucional complicada y en ocasiones preocupante.

Los jugadores del Rayo Vallecano celebran uno de los goles de la presente temporada

El Rayo Vallecano forma parte del Grupo Ruiz Mateos desde el año 1992 cuando el conocido empresario español José María Ruiz Mateos se hizo con la compra de la mayor parte de las acciones del club y dejó a su esposa, María Teresa Rivero, como presidenta del club. Uno de los pocos casos en los que un equipo de fútbol ha tenido como presidenta a una mujer. La situación excepcional, sumada a la carismática personalidad de María Teresa, le han convertido a lo largo de los años, en un personaje conocido y seguido de cerca con su particular forma de seguir los encuentros desde el palco del estadio vallecano.

La crisis económica que vive el Mundo, actualmente, ha llegado incluso al mundo del fútbol y particularmente al grupo inversor propietario de los derechos del Rayo Vallecano, que se ha visto inmerso en numeras protestas de todos los trabajadores de las empresas pertenecientes y, como no, los propios jugadores de la plantilla.

En febrero de 2011, el grupo Ruiz Mateos se vio obligado a acudir a una Ley Concursal para evitar una suspensión de pagos que empeorara todavía más la situación y que, finalmente, se viera afectado en el futuro deportivo del equipo.

La afición rayista muestra pancartas opinando sobre la situación del club

Así, tras varios meses de negociaciones en los que, paralelamente, el equipo ha seguido la línea de la temporada y que incluso se ha destacado como uno de los dos claros aspirantes al ascenso directo, la empresa ha llegado a un acuerdo en el que el club será regalado a Raúl Martín Presa. Una operación que ha levantado polémica, ya que sin grandes operaciones se va a transferir una institución histórica.

Es bonito, correcto, positivo comprar un club, hacer una inversión y mientras todo va bien seguir hacia adelante, pero luego cuando la situación empeora huir o dejar el barco a mitad del camino es lo más sencillo y rápido dejando atrás miles de aficionados que de verdad sienten los colores, que de verdad sienten la pasión por el fútbol y no acuden al estadio pensando en estadísticas, cifras y millones. El fútbol no es eso.

Pronto, ¿se podrá ver a vendedores de pipas y caramelos en las gradas vendiendo clubes?

Raúl Martín Presa, un joven empresario que no alcanza los 40 años, ha llegado a un acuerdo con la familia Ruiz Mateos para hacerse cargo de la deuda que tiene actualmente el Rayo Vallecano. Así, se convertirá en nuevo presidente y adquirirá el 98% de las acciones de la entidad.

Los jugadores del Rayo Vallecano muestran una pancarta de protesta

El principal handicap con el que partirá el empresario será llegar a un acuerdo con Hacienda, principal acreedor del club en la actualidad. Sin embargo, al parecer, si Raúl Martín se hace cargo de las deudas la jueza Carmen Valcarce levantará los embargos.

Una situación que deja entrever los múltiples intereses que conviven en el mundo del fútbol. Como si de un caramelo se tratara los clubes pasan de mano en mano dejando de lado los sentimientos. Factores que no tienen nada que ver con lo meramente deportivo y que muestran públicamente los entresijos de un espectáculo que maneja miles de millones de euros y que, pese a que muchos les duele, es puro negocio.

Artículos destacados

Comentarios recientes