Mourinho I, el tramposo

Vió el partido desde el hotel para comunicarse con el banquillo.

Mourinho se quedó en el hotel Mourinho se quedó en el hotel

En contra de lo que le había indicado la UEFA ( había prohibido al portugués comunicarse con su banquillo durante el partido vía teléfono móvil ) José Mourinho decidió no acudir al Camp Nou para ver el partido a sus anchas, tranquilamente, desde el hotel y poder comunicarse cuando quisiera con su banquillo fuera del control de la UEFA.

De esta manera y burlándose de las órdenes UEFA, Mourinho se comunicó con el banquillo a través de su preparador físico, Rui Faria, también portugués, el cual le hacía llegar a Karanka las indicaciones del portugués.

El Madrid que con una falta de claridad excesiva para el que se presupone es uno de los clubes más grandes del fútbol europeo, no quiso dar ninguna explicación oficial ante la ausencia del portugués dejando así la puerta abierta a la rumorología.

El Barcelona le ofreció a Mourinho, como suele hacer con todos los sancionados, un puesto en el palco de autoridades pero la ubicación no era del agrado del técnico. La segunda opción era situarse en un palco privado pero Mourinho tampoco estaba contento con esa posibilidad volviendo a rechazar la oferta blaugrana y poniendo problemas a las posibles soluciones aportadas.

Una vez más, Mourinho vuelve a hacer las cosas como le parecen, esta vez dejando en evidencia a la UEFA y su órden de no comunicarse con el banquillo.

Artículos destacados

Comentarios recientes