Pepe y Mourinho hunden al Madrid

La dureza de uno y la mentalidad del otro, condenan al Madrid.

Si hay dos personas a las que el madridismo podría señalar como principales culpables son sin lugar a dudas a Mourinho y a Pepe. El primero, cabeza visible del madridimo, volvió a demostrar que si en sala de prensa parece no tenerle miedo a Guardiola sobre el terreno de juego sucede todo lo contrario.

El portugués volvió a plantear un partido a la defensiva, sin delanteros, con miedo y a la espera de un milagro, como el que ya sucedió en la copa del rey, que decantara el partido a su favor.

Pero los milagros no son siempre posibles y desde luego ayer el fútbol volvió a ser justo con el equipo que siempre buscó la victoria. Echando la vista atrás y analizando los tres clásicos que se llevan disputados hasta el momento el Madrid ya sea por la mentalidad defensiva de su entrenador o por sentirse inferior al Barcelona, no ha dado la talla.

Tres partidos, tres clásicos y Mourinho en dos de ellos ha jugado sin delanteros. Tan sólo Benzema fue titular en el primer clásico y fu sustituido en el minuto 58 por Ozil. Sin delanteros, no hay goles y con esa mentalidad es muy difícil.

Consecuencia de esta mentalidad y de jugar de forma tan conservadora llegan los problemas de Pepe. El central es, sin duda, el más duro de la Liga, siempre jugando al extremo y en muchas ocasiones rozando la expulsión.

La brutal agresión a Casquero temporadas atrás dejan claro que en muchas ocasiones pierde la cabeza y ayer, una vez más lo hizo. Fue expulsado pero también pudo haberlo sido en la final de Copa o en el primera clásico, pero los árbitros europeos no son como los españoles, no les tiembla la mano.

Ni Mou ni Pepe estarán la próxima semana en el Camp Nou, el fútbol y el espectáculo lo agradecerán.

Artículos destacados

Comentarios recientes