Atleti, esa divina locura

El club colchonero cumple 108 años de historia

Afición rojiblanca Afición rojiblanca

Tal día como hoy, un 26 de abril, hace 108 años nacía una de las entidades futbolísticas más grandes del panorama futbolístico. Empezaba a rodar una historia llena de alegría, pasión, y sobre todo, de mucho sufrimiento. Un equipo que ha sido histórico y que lucha por ser eterno. El fútbol daba la bienvenida al Club Atlético de Madrid.

En 1903 un grupo de amigos fundó el Athletic Club de Madrid como sucursal del Athletic de Bilbao. En 1939 firmó un acuerdo con el Atlético Aviación, y fue un club independiente. Al año siguiente el equipo se proclamaba campeón de liga por primera vez en su historia. Era el primer paso de una larga historia. 1947 será el año en el que el club tendría su nuevo y definitivo nombre. Desde entonces hasta ahora, un total de nueve Ligas, nueve Copas del Rey, una recopa de Europa, una supercopa de España y otra continental, una Europa League y una copa Intercontiental, siendo el único equipo europeo que la ha ganado sin tener una liga de campeones. Hasta para esto es un equipo especial.

Una historia repleta de triunfos, pero también de fracasos. Una historia que en vez de ser una motivación, ha sido una carga. Un escudo que han sabido defender jugadores como Gárate, Collar, Luis Aragonés, Ben Barek, Arteche, Caminero, Kiko, Pantic, Futre o Simeone; que han sudado la última gota por ver ganar a su equipo. Futbolistas que desde el primer momento entendieron que esto es más que fútbol, que es un sentimiento. Que no sólo te juegas tres puntos, que te juegas la vida.

El Estadio Metropolitano (1923-1966) y el Vicente Calderón han presenciado tardes de gloria donde los rojiblancos hacían las delicias de su afición. Etapas donde peleaba de tú a tú a todos los equipos, incluso a Real Madrid y Barcelona. Pero un club que también ha sido muy mal gestionado por directivos que han llevado al equipo a navegar sin rumbo alguno, con decisiones malas y rectificaciones aún peores. Personajes como Jesús Gil, su hijo, o la marioneta que hace hoy de presidente, no han hecho más que lastrar la historia de un club glorioso.

Un equipo que tiene como máximo tesoro a su afición. Una afición que nunca ha dejado de lado al equipo, que pese a jugar dos "añitos" en el infierno, siguió cosechando records de abonados. Una afición que siempre se ha caracterizado por animar y seguir al equipo fuese donde fuese. Que no hay nada más importante que ver al Atleti vencer. Porque una victoria si es sufrida sabe mejor, porque el Atlético es de otra pasta y porque en las buenas y en las malas, sólo importante hay una cosa, el Atlético de Madrid. Porque sin sufrimiento no hay gloria y por qué no decirlo, porque la derrota del vecino se disfruta igual que la victoria propia. Por todo esto somos del atleti.¡Aupa!

[video:http://www.youtube.com/watch?v=3EtqkDLgC-E]

Artículos destacados

Comentarios recientes