Raúl, ¿se sobrevalora su actuación en Alemania?

Algunos hablan de una segunda juventud

Anoche el Schalke 04 daba un importantísimo paso adelante en busca de las Semifinales de la presente edición de la UEFA Champions League. La victoria del conjunto alemán en el Giuseppe Meazza por 2-5 dejó noqueado al actual campeón Inter de Milán que, si nada estratosférico ocurre en Gelserkinchen, seguirá engordando la estadística real que afirma que el Campeón de Europa no reedita título a la temporada siguiente. Un hecho que no ocurre desde el año 1989 cuando el glorioso AC Milan de Arrigo Sachi lo hiciese en las temporadas 1988/89 y 1989/90.

Un protagonista por encima de todos, Raúl González Blanco, que sigue sumando números y cifras a su particular trayectoria profesional, en la que ya es oficialmente desde hace un tiempo Máximo Goleador de la Historia de la Liga de Campeones.

Anoche en su visita a Italia para enfrentarse al Inter de Milán el delantero madrileño sumó un nuevo gol que le aúpan hasta los 70 goles, seguido de lejos por otro mítico jugador en activo como Ruud Van Nistelrooy con 56, Thierry Henry con 50, Andriy Shevchenko con 48, Filippo Inzhagui con 46 y Alessandro Del Piero con 42 goles. El resto, jugadores que quedan muy lejos de sus registros o que ya no están en activo.

Un histórico del fútbol europeo que, a sus 33 años, sigue dando que hablar en la Bundesliga alemana en las filas del Schalke 04.

Hasta la fecha, Raúl suma 28 encuentros y 12 goles, con un promedio de 0,43 goles por encuentro.

Una situación que en España tiende a ensalzarse teniendo en cuenta el palmarés que tiene y la importancia que tuvo en su estancia durante sus cerca de 16 años en la entidad blanca, logrando importantes títulos a nivel continental y mundial, y coronándose como máximo goleador en diversas ocasiones.

Sin embargo, su salida del conjunto blanco quedó emborronada por sus últimas temporadas, en las que el olfato goleador dejó paso a la entrega, factores que se valoran por igual en el Santiago Bernabéu, y que le hicieron salir por la puerta de atrás con destino Gelserkinchen para enfundarse la camiseta del Schalke 04 junto a ex-compañeros como Jaan Klaas Huntelaar o Christoph Metzelder.

Alemania es una liga menor en auge que todavía no alcanza el nivel mediático de España o Inglaterra, un proyecto en el que sigue destacando su olfato goleador pero que en su país de origen tan solo se destaca lo positivo, dejando siempre en lo más alto de la actualidad las actuaciones del delantero madrileño.

Evidentemente, no tiene 20 años como épocas pasadas, y su rendimiento no puede compararse a aquellos tiempos.

Su principal característica siempre ha sido el olfato goleador, la pillería, el saber estar donde el balón está. Siempre en el área pequeña, siempre con el arma cargada para lograr gol tras gol.

Ahora, en una liga menor, su rendimiento está siendo notable, pero quizás su rendimiento en un campeonato doméstico a priori inferior no debe ser evaluado al mismo nivel que ser atacante titular en uno de los clubes más importantes del Mundo.

Un claro ejemplo que resume la situación de Raúl González Blanco fueron las declaraciones de Fernando Hierro cuando éste era capitán blanco allá por el año 1994: "Raúl es un Ferrari que nos adelantará a todos".

Aquel Ferrari, al ser nuevo, podía sacarse todos los fines de semana, sin fallar a ninguna cita. Sin embargo, el paso de los años ha ido deteriorando la carrocería y la maquinaria de un prestigioso vehículo que ahora no puede acudir a todos sus eventos, que aparece cuando puede y que debe ser cuidado.

La situación de Raúl es clara. No es lógico pedirle el mismo rendimiento de su etapa madridista, pero entonces tampoco se le debe seguir ensalzando a los cielos futbolísticos recordando en todo momento cada uno de sus logros como futbolista.

Evidentemente es un histórico del fútbol en el viejo continente, sus números le avalan, pero a día de hoy no tiene punto de comparación alguno que le permitan seguir siendo el número uno. Claro está, los millones de aficionados que le siguen ahora en Alemania son fruto de su pasado madridista. Los miles de nuevos aficionados que los mineros de Gelserkinchen cuentan son fruto del apoyo a Raúl González Blanco.

Ahora bien, anoche coincidieron por horario Real Madrid y Schalke 04 en Europa, ¿los seguidores de Raúl estaban apoyando a los blancos o a los germanos?

Las cosas deben estar claras. El delantero español ha sido un genio futbolísticamente hablando, ha batido todo tipo de récords (desde su prematuro debut goleador como lograr más Copas de Europa que miles de equipos en todo el Mundo), pero lo que no se debe hacer es seguir ensalzando su imagen por ser quien es. Los 12 goles logrados hasta la fecha en la Bundesliga son números sobrepasados en España por jugadores como Rondón, Pedro o Fernando Llorente.

Todo esto sin destacar que, casualmente, su salida de las convocatorias de la Selección Española ha supuesto el paso a la mejor generación de futbolistas españoles de la historia, logrando la pasada Eurocopa de 2008 o el Mundial de Sudáfrica en 2010.

Un vacío deportivo que quedará marcado en su vida y que presumiblemente no podrá reponer. El capitán del combinado español jamás logró títulos con su selección.

Raúl González Blanco, un histórico del fútbol español que sigue engalanando su particular carrera deportiva en Alemania, pero que muy lejos queda de los números que tantas temporadas acostumbró a la afición del Real Madrid.

Artículos destacados

Comentarios recientes