La Holanda que siempre conocimos

Han recuperado su mejor estilo

Selección de Holanda Selección de Holanda

Para el aficionado español parece que sólo existen dos Holandas: la que maravilló al fútbol en los ‘70 de la mano de Johan Cruyff y toda su pandilla y la que puso en dificultad la conquista del Mundial en Sudáfrica personificada en la dureza del mediocentro De Jong.

Y muchos se apenan de que Holanda llegara al punto de que Van Bommel y el citado De Jong fueran los encargados de iniciar el juego en un equipo que se ha caracterizado históricamente por mediocentros de corte muy diferente.

Pero nada más alejado de la realidad del equipo Van Marjwick. Seguro que sus planes no entraba por ahí para el Mundial o por lo menos, no en que su mediocentro físico y destructivo tuviera tanto peso en el juego. Todo partía de mantener el equilibrio al juntar a Robben, Van Persie, Sneijder y Kuyt por delante, pero los dos primeros llegaron y sufrieron problemas físicos durante el certamen mientras que el mediapunta del Inter acusaba en las segundas mitades la carga de partidos que le llevó a ser el faro del triplete neroazzurro.

Después de unos meses y un subcampeonato más tarde el panorama es muy diferente. Primero porque las lesiones de hombres clave dieron el último empujón al seleccionador para dar minutos a Affelay o Elia y en segundo lugar porque el centro del campo vuelve a aprovecharse del talento innato del fútbol holandés. Sí, De Jong sigue ahí después de perderse unas convocatorias como ‘castigo’ por seguir dejando duras entradas como tarjeta de visita, esta vez en el City, pero no está acompañado por otro mediocentro de corte similar, sino que cubre las espaldas a Sneijder y a Van der Vaart. El trivote en el centro del campo se invierte, Holanda gana en fútbol y sobre todo es más vistosa.
Los resultados, además, confirman este dato: desde la derrota ante España sólo ha cedido un empate (un amistoso ante Ucrania en agosto) el resto de sus partidos, ocho entre clasificación para la Euro 2012 y amistosos, los ha ganado.

Claro que los rivales que se ha ido encontrando en estos meses son de poca entidad o no han exigido mucho. Así que los dos próximos partidos de la ‘Naranja Mecánica’, ante Brasil en junio e Inglaterra en agosto servirán de termómetro para ver cómo va de salud el conjunto tulipán.

Artículos destacados

Comentarios recientes