Hablan antes que piensan

El fútbol ha dejado frases míticas

La histórica rivalidad que une a Barcelona y Real Madrid ha dejado numerosas frases que han pasado a la historia por la gravedad en algunos casos o por el tono cómico en otros.

La pasión del fútbol lleva, tanto a miembros de los clubes como a ambas aficiones, a crear ese pique sano que hace todavía mayor este mundo llamado fútbol.

El puente aéreo entre Madrid y Barcelona siempre ha dejado perlas en forma de titulares que a nadie deja insatisfechos dadas las rivalidades existentes entre ambas instituciones. Personajes como Hristo Stoichkov ("El Real Madrid me da asco, nunca me veréis con una camiseta blanca"), Ramón Calderón con sus vueltas al ruedo en la Romareda dando por sentenciada la Liga a falta de una jornada, Vicente Boluda con su particular "chorreo" o actualmente José Mourinho han entrado en el maravilloso mundo del boca a boca.

Teniendo en cuenta el poder mediático de ambos clubes sus palabras se magnifican y el alcance es mucho mayor.

El derbi entre Liverpool y Everton alcanzó niveles importantes cuando Bill Shankly era el técnico del conjunto red. Frases míticas como "Cuando no tengo nada que hacer miro debajo de la clasificación para ver como va el Everton" o "Si el Everton jugara en el jardín de mi casa, cerraría las cortinas"

Por un lado son bonitas, expresan la pasión que llega a alcanzar el fútbol, sin embargo cuando sobrepasan la barrera de la lógica y la deportividad se convierten en fuentes de opiniones que acaban por explotar en alguna de las partes implicadas.

Históricamente también existen perlas dialécticas tales como "Mis jugadores solo deben correr 15 metros, a no ser que sean idiotas o estén durmiendo" de Johan Cruyff, "Con el pase que le di a Maradona si no mete el gol era para matarlo" del Negro Enrique, último jugador argentino que tocó la pelota antes del mítico gol del "Pelusa" ante Inglaterra en el Mundial de 1986. Otros como Romario necesitaban factores externos para rendir en el campo, como Romario y su "Si no salgo por las noches no marco goles". Vujadin Boskov nos dejaba la mítica frase "Fútbol es fútbol" que en tantas crónicas y narraciones ha surgido.

El mítico jugador inglés George Best, evidentemente, también tiene su particular espacio. Frases como "Gasté un montón de dinero en alcohol, chicas y coches rápidos. El resto simplemente lo malgasté" o "En 1969 dejé las mujeres y el alcohol. Fueron los peores 20 minutos de mi vida"

La frase por excelencia utilizada por los medios españoles en la pasada Eurocopa de Austria y Suiza en 2008 en la victoria de España fue la llevada a cabo por Gary Lineker "El fútbol es un juego que enfrenta a once contra once y en el que siempre gana Alemania". En aquella ocasión no fue así, felizmente para el fútbol español.

En otros casos, los sucesos son obvios, sin necesidad de acompañarlos de palabras, como por ejemplo "Si meten un gol más que el rival, ganan" tras una interesante serie de operaciones matemáticas, "No ha sido gol por que se ha ido fuera" lógicamente, lo raro sería lo contrario. "Una cosa es cortar el juego y otra cortar piernas", si fuera lo mismo tendríamos un problema. Un ejemplo en las retransmisiones de TVE fue De la Casa: “El jugador ruso que acaba de chocar con su compatriota le está diciendo que ha sido él el que le ha golpeado”. Míchel: “Y seguro que se lo ha dicho en ruso”, una gran reflexión teniendo en cuenta el país de los jugadores.

Más casos de estas frases innecesarias pueden ser: "El partido acabó 0-0, siendo el mismo resultado al descanso", interesante estudio del transcurso del encuentro . "Iván Campo da miedo, y no solo por su juego", en ocasiones la objetividad y subjetividad se ponen de acuerdo. "La máxima del fútbol: para atacar hay que tener el balón", es lo lógico.

El poder de la palabra si no se cuenta con el control necesario puede volverse en tu contra en cualquier momento. Así, a lo largo de la vida del fútbol se han presenciado y escuchado multitud de frases que quedarán en la memoria de cualquier aficionado al fútbol que las escuche o lea.

Artículos destacados

Comentarios recientes