Cuando la calidad supera a la adversidad

Kim Gwi Hyeon triunfa en Argentina

Kim Gwi Hyeon Kim Gwi Hyeon

Voces que hablan del destino, opiniones que hablan de la vida, aspectos inciertos de una vida. Pero lo que sí es cierto es que el cúmulo de experiencias, sensaciones y aprendizajes conforman un conjunto que va poniendo a prueba al ser humano.

Casualidades, suerte, quién sabe, pero dentro de cada una de las personas que conviven en el Mundo existen millones de historias, vivencias que subrayan la multitud de personalidades e identidades que diferencian a las personas.

Un claro ejemplo de vida a priori poco común es la que ha experimentado Kim Gwi Hyeon, futbolista coreano de 21 años que milita en la cuarta división de la cantera futbolística de Velez, en Argentina.

Un caso, al menos, curioso. De família campesina y humilde vio como en apenas horas un huracán arrasó con toda la cosecha y hundió a una família que ya contaba con problemas económicos de por sí.

Así, con tan solo 12 años se vió obligado a embarcar en una gigantesca aventura junto a su entrenador, Armando Martínez, que le llevó desde su Corea del Sur natal hasta Argentina en un vuelo calificado como odisea por el propio jugador, ya que la suma de intensas horas y varios cambios de aviones hicieron del viaje un suceso que diez años después todavía mantiene en el recuerdo. Su sueño era ser futbolista, su pasión el fútbol y un viaje tan duro no íba a ser impedimento.

Una vez en Argentina los problemas seguían surgiendo en el camino. El idioma y ortografía occidentales nada tenían que ver con el léxico coreano. La ayuda de una profesora de castellano particular fue el principal apoyo del joven futbolista. Su nombre pasó de ser Kim a llamarse Claudio, nombre que le otorgaron sus tutores en Argentina, Norma y Armando.

Deportivamente hablando buscó oportunidades en diversas canteras del fútbol albiceleste tales como Racing de Avellaneda, Club Deportivo Español (actualmente en la Primera B) y River Plate.

Tras varias negativas y diversos problemas burocráticos que no hacían llegar la habilitación desde Corea fue finalmente fue Velez Sarfield quien mostró interés en Kim Gwi y le dio la primera y única oportunidad futbolística de su vida, ya que desde aquel día fue progresando en las diferentes categorías del conjunto argentino hasta convertirse en un jugador a tener muy en cuenta en las próximas temporadas. Defensa férreo en sus inicios pasó a tareas de distribución en el centro del campo tal y como fue progresando.

Centrocampista aguerrido y con buen control de balón sobre el césped. Simpático y extrovertido fuera de los terrenos de juego.

Con su humildad y esfuerzo ha ganado adeptos en todas las categorías en las que ha dispuesto de minutos. Así, el pasado fín de semana, debutó oficialmente con el combinado sub-23 de la selección de Corea del Sur en un encuentro amistoso frente a China y en el que los tigres de Asia vencieron por la mínima 1-0.

Una convocatoria que en un principio se tomó en tono cómico al no creérselo. Tuvo que ser el propio seleccionador coreano Hong Myung Bo quien se pusiera en contacto con el jugador y comunicarle su participación para dicho encuentro.

Kim Gwi Hyeon, un ejemplo de superación tanto personal como deportiva que ha llevado al joven centrocampista a vivir experiencias que a muchas personas habrían tumbado psicológicamente a la primera de cambios.

Artículos destacados

Comentarios recientes