El hundimiento 'bostero'

El club xeneize vive su peor momento deportivo

Boca Juniors ha tocado fondo tras su derrota en La Bombonera por 0-2 ante Olimpo de Bahía Blanca (actual líder del Clausura). El equipo de Riquelme, Palermo y compañía vive su momento deportivo más duro desde hace muchísimo tiempo.

[video:http://www.youtube.com/watch?v=1nYlwPk8CPs]

El equipo bonaerense sólo ha ganado un partido en lo que va de temporada, empató otro y perdió otros cuatro. El mal inicio de campaña ha colocado a los 'xeneizes' en la decimoctava posición de la tabla con cuatro puntos, empatado con Newell's. Sólo Quilmes (con un punto) ha hecho peores registros que Boca. Empezaron la temporada con un derrota 1-4 ante Godoy Cruz, luego se desplazaron a Avellaneda para vencer 0-1 a Racing. En la tercera jornada volvieron a fallar en casa empatando 0-0 con el humilde All Boys y aquí empezaron a sonar los gritos de malestar. La cuarta jornada perdieron contra Vélez y la quinta ante San Lorenzo. Las cifras goleadoras del equipo se resumen en sólo dos goles a favor y ocho en contra. Los de Julio Falcioni no marcan en su estadio desde la primera jornada de liga ante Godoy.

La afición de Boca Juniors explotó en los minutos finales del partido ante Olimpo y empezó a increpar a sus jugadores con insultos y gritos despectivos. Cánticos como "a ver, a ver los jugadores si pueden oír, con la camiseta de Boca, ganar o morir..." se escuchaban desde la grada. Muchos aficionados llegaron incluso a escupir a sus jugadores cuando estos se marchaban hacia el túnel de vestuarios.

Afición Boca Juniors

La 12 (así se conoce a la afición de Boca) no paró de gritar dentro y fuera de La Bombonera: "La camiseta de Boca, se tiene que transpirar, y si no, no se la pongan, váyanse no roben más". Fue una imagen durísima de los hinchas increpando a los futbolistas. El autobús del club esperaba a los jugadores con el motor encendido y custodiado por una ambulancia y varios furgones de la policía.

El único jugador que se salvó un poco de la ira de los aficionados fue Juan Román Riquelme. El capitán de Boca fue el mejor de su equipo en el partido y eso que venia muy tocado de su tobillo derecho y no estaba ni muchos menos al 100%. La 12 tuvo para todos, también increparon al palco y por supuesto al técnico Julio César Falcioni, el cual parece que no se marchará ni con 'agua caliente'. Los dirigentes argentinos ya están cansados de la actitud de su nuevo entrenador y estudian la forma de llegar a un acuerdo para que abandone la entidad bonaerense. Falcioni comentó en más de una ocasión que sólo se irá bajo indemnización.

Julio Falcioni

La imagen lamentable de Boca viene provocado porque el equipo está viviendo su peor temporada de la historia y además cabe recordar que este año hay elecciones en el club xeneize. Si las cosas no mejoran pronto, será imposible apagar el fuego en La Bombonera.

El peor arranque de su historia se debe también a que el club no se ha renovado mucho en los últimos años. No se puede estar 'viviendo' en la actualidad con gente como Battaglia (30 años), Palermo (37 años) o el gran Riquelme (32 años). Los tres ex del Villarreal no están ya para comandar un equipo. Battaglia mantiene su buena colocación pero está tremendamente lento, Palermo ya no llega a los rechaces y Juan Román Riquelme está quemado y dolorido tras varias lesiones. Estos jugadores son capaces de aportar experiencia al equipo, pero no son los indicados para que Boca remonte el vuelo.

Martín Palermo y Juan Riquelme

Por otro lado queremos destacar al joven delantero Pablo Mouche que es de lo poco que podemos salvar de los 'xeneizes' esta temporada.

Vienen tiempos muy duros para los del barrio de La Boca. Habrá que ver lo que dura la paciencia de la 12, de los dirigentes y de Falcioni. Renovarse o morir.

Artículos destacados

Comentarios recientes