¿Hasta cuándo aguantarán?

Mou sigue tensando la cuerda

José Mourinho está tensando la cuerda cada vez más, ahora mismo sólo nos falta saber hasta cuando aguantará esta cuerda si será hasta final de temporada o si se romperá la próxima campaña.

Desde hace ya un tiempo el técnico luso del Real Madrid parece haber entrado en una espiral de declaraciones sin sentido, posiblemente intentando forzar su salida. No obstante también hay quienes piensan que está protegiendo a sus jugadores quitándoles presión y desviando las miradas hacia él pero el caso es que sus últimas ruedas de prensa han dejado declaraciones con mucha miga.

En su última rueda de prensa, por ejemplo, aseguró que quieren acabar con la liga, insinuando que el FC Barcelona tiene ventaja por los horarios de los partidos y destacó que a lo mejor "doy una ayuda para que se acabe el campeonato". Además, dijo que sabe que con el próximo punto que dejen escapar la liga está perdida. Seguramente esto último no haya sentado muy bien al presidente y los altos cargos del club.

En sus apariciones públicas ya se ha convertido en habitual escuchar acusaciones o ataques. Cuando no es contra otro compañero de profesión es contra la Federación Española, contra los periodistas, directivos del club, jugadores...todo el que se le ponga por delante puede ser atacado porque sí.

Hemos querido hacer una compilación de las declaraciones menos afortunadas del técnico. El Top 5 de las perlas más destacadas de los últimos meses son:

En primer lugar la que dedicó a Pellegrini asegurando que a él si le tiran del Madrid no acabaría en el Málaga sino que dirigiría a un club grande de Europa.

[video:http://www.youtube.com/watch?v=hC-vBMigzFo]

En segundo lugar está el enfrentamiento dialéctico que intentó provocar con Valdano cuando aseguró que él habla directamente con el presidente y con José Ángel Sánchez (Director General Ejecutivo), saltándose al Director General del Real Madrid. Poco después, para seguir tirando leña al fuego, aseguró que esa relación no era importante, que no entendía el porqué de esa obsesión, que lo importante era la relación con sus jugadores y no con los directivos.

En tercera posición el menosprecio que le hizo a un periodista en rueda de prensa, al tacharle de hipócrita por cuestionar si detrás de sus quejas a la Federación Española por los horarios de los partidos se escondían excusas. Además, en esa misma rueda de prensa dijo que los que le critican por sus quejas son una "banda de cobardes".

A los aficionados del Atlético de Madrid les dedicó también unas palabras. Es cierto que fue después de que los aficionados colchoneros cantaran "Mourinho muérete". En rueda de prensa con la ironía que le caracteriza el luso declaró que no tiene problemas, que la afición del Atlético de Madrid es "una afición que está perdiendo 3 a 1, pasando un frio de morirse a las 10 de la noche y que viene, llena al estadio y da al partido una situación de calor. Se quedaron hasta el final con el partido muerto así que es una afición fantástica".

El quinto puesto es para la respuesta que dió cuando le preguntaron sobre sus espantadas en las ruedas de prensa. A esto respondió que él habla cuándo quiere y no cuándo la prensa dice. Al parecer el club o el departamento de prensa del Madrid también es incapaz de hacer que le obedezcan y Mou hace lo que quiere.

Llega un momento en el que "El Show de Mou", como lo han bautizado algunos medios, es un espectáculo de masas y en la sala de prensa del Madrid hay más cámaras de lo habitual. Esperas el momento de la rueda de prensa para que el técnico haga su aparición estelar y empiece a despotricar contra unos y contra otros.

Jose Mourinho

Lo extraño del asunto es que desde la cúpula del club blanco nadie haya dicho al técnico que controle sus declaraciones. El Real Madrid, un equipo tan caballero, se ve representado dentro y fuera del terreno de juego por su entrenador, un hombre que muestra bastante poco respeto por los rivales, directivos de su propio club o medios de comunicación.

¿Hasta qué punto está forzando Mourinho la salida con sus declaraciones y actitudes?, ¿es esta una forma de proteger a los jugadores y quitarles presión?, ¿por qué nadie se atreve a parar los pies al técnico madridista?, ¿tanto poder tiene?. Son tantas las preguntas que genera esta situación...

Lo que está claro es que el entrenador portugués, como suele declarar después de alguna salida de tono, quiere quedarse por lo menos hasta el final de la temporada y después ya se verá como queda la cuerda que tanto está tensando, si está rota, con unos hilitos que la mantienen unida o si está como nueva.

Artículos destacados

Comentarios recientes