Las camisetas más feas

Equipajes horribles de ayer y de hoy

Jorge Campos Jorge Campos

El fútbol y la moda no terminan de ser compatibles en muchos equipos. Las camisetas varían cada año su diseño y en algunas ocasiones salen a la venta algunas equipaciones que dañan verdaderamente a la vista.

Esta temporada han sorprendido por sus elásticas equipos como Hércules, Chelsea, Getafe o Olympique de Marsella. Pero en el imaginario colectivo han quedado en la retina camisetas muy llamativas y que en ocasiones han sido hasta polémicas.

El Hércules ha convertido este año a la abeja Maya en camiseta. Los alicantinos subieron a la Liga BBVA el pasado verano y pronto se hicieron de notar. La 'presentación' de la camiseta amarilla y negra no pudo tener mejor escenario: el Camp Nou. Además, se aseguraron todas las portadas, dando la campanada al vencer al Barcelona ante su afición 0-2. Sólo esa camiseta ha salido vencedora de allí este año en liga.

Nelson Valdez

El Chelsea ha intentado innovar también con su tercera equitación pero no le ha salido muy bien. La camiseta del equipo londinense es de color verde fosforescente, por lo que Lampard y compañía, sin duda alguna, se verán muy bien dentro del campo.

Frank Lampard

En Francia e Italia, dos casos con los mismos colores implicados. Lecce y Lens llevan años dando el cante. En el caso del equipo francés, combina los colores amarillo y rojo de forma complicada: tener los hombros rojos y el resto amarillo deja mucho que desear. Difícil de mirar.

Lecce

Camiseta Lens

También en Italia, el Palermo ha querido dar la nota este año con una camiseta que pocos se pondrían por la calle. El conjunto de Javier Pastore ha apostado por una camiseta rosa y negra, con un tono salmón muy poco común en el mundo del balón.

Javier Pastore

De vuelta a España, una de las camisetas peor combinadas es la tercera del Getafe. Su color verde chillón hace que no la hayan utilizado aún en Liga..

Olympique de Marsella

Getafe

La camiseta principal del Olympique Marsella ha destacado siempre por su belleza, pero la tercera equipación ha sufrido el diseño innovador. Demasiadas lineas cruzadas para una camiseta de fúbtol que parece más bien un mantel de cuadros.

Para cerrar os mostramos varias joyas de las últimas décadas. Como la camiseta que el Athletic Club de Bilbao vistió en la Copa de la UEFA hace unos años. Los diseñadores decidieron que el ketchup era el complemente ideal para los leones de San Mamés.

Athletic

Menos mal que en Ingleterra el Manchester United decidió desterrar los diseños chillones y apostar por un sencillo azul como segundo equipaje. El ejemplo es una buena muestra.

Newcastle United es otro buen ejemplo de una idea que nunca debió salir de los despachos: una camiseta partida en rayas finas y rayas más gordas, que convirtió la imagen de las Urracas en una de las más feas de la historia. Que tomen nota en el FC Barcelona, pues su camiseta de la próxima temporada es muy parecida.

Newcastle

En la Selección Escocesa de finales de los 60 no sabían si su camiseta era a rayas o a cuadros. Los colores tampoco acompañaban. Algo que también le sucedió al Arsenal de mediados de los 90, que perpetró un atentado a la moda con una camiseta que pecó de moderna y acabó en estrafalaria.

Escocia

Arsenal

Pero si tenemos que elegir un ganador de entre todas las camisetas feas que han desfilado por un campo de fútbol, esa esa la de los Colorado Caribous de Estados Unidos. La camiseata, pero sobre todo su diseño a base de flecos, habla porsí sola.

Caribous

Por último, queremos homenajear al portero más colorido de la historia: el mexicano Jorge Campos. El internacional, que llegó a disputar con su país la Copa del Mundo, nos enseñó que también se puede jugar al fútbol con un pijama puesto. Esperemos que el futuro nos depare una moda menos dolorosa.

Jorge Campos

Artículos destacados

Comentarios recientes