El gafe de Ibrahimovic

Está en el momento equivocado, en el lugar equivocado

Ibrahimovic /lainformacion.com /EFE Ibrahimovic /lainformacion.com /EFE

Hay jugadores que acumulan en su palmarés títulos en los cuales no han participado o casi no han jugado minutos y otros que se convierten en referentes mundiales pero nunca suman a su currículum grandes logros internacionales en forma de títulos. Hay futbolistas que se encuentran en el lugar equivocado, en el momento equivocado. Y hay otros como Zlatan Ibrahimovic, que hacen de esto último una forma de vida.

La carrera de Ibrahimovic ha seguido un rumbo errático desde 2001, año en que fichó por el Ajax, hasta la actualidad, cuando juega con el Milán. El jugador sueco, que comenzó su trayectoria en el fútbol de su país, ha pasado por Ajax, Juventus, Inter de Milán, FC Barcelona y Milán. Hasta el momento, un currículum para nada despreciable, pues se trata de cinco clubes campeones de Europa.

La curiosidad llega cuando se observa la mala suerte del sueco. Pese a haber jugado en cinco equipos europeos del máximo nivel, él nunca ha conseguido el trofeo de campeón continental. En el caso de conjuntos como el Ajax o la Juventus, que ganaron los títulos a mediados de los años noventa, era complicado que Ibrahimovic participara ya que tenía quince años, pero lo cierto es que con él no rememoraron sus grandes épocas.

De la Juventus salió por el escándalo del fraude masivo en partidos de la Serie A, conocido como Calciopoli o Moggigate. Los dirigentes lo querían en el equipo cuando bajaron a la Juventus a la Serie B, pero el delantero consiguió salir al Inter por 25 millones de euros.

Con el Inter y el Barcelona ha vivido la peor experiencia. Tras tres temporadas en el conjunto italiano, entre la 06-07 y la 08-09, fue salir del club neroazzurro y ganar éste la Liga de Campeones en la siguiente campaña, bajo la dirección de José Mourinho. Habían pasado 45 años desde el último gran título europeo de los interistas y el ariete sueco se había perdido la Liga de Campeones por una temporada.

Firmó por cuatro años por el conjunto de Milán, pero salió a falta de una temporada en un cambio por Eto'o con el Barcelona. Pese a su falta de resolución en el fútbol europeo, donde todavía no había ganado nada, llegaba al conjunto español como máximo goleador de la liga italiana.

Cambió la camiseta del Inter por la del Barcelona, donde jugó la pasada campaña. Llegaba a un club con grandes aspiraciones, que había conseguido en dos ocasiones la Copa de Europa en los últimos cinco años, la última justo la temporada anterior. Todo hacía presagiar que por fin podía romperse la mala racha del sueco, pero el final del Barcelona en la competición no pudo ser peor: cayó a manos de su ex equipo, el Inter de Milán, en semifinales, y justo fue su ex equipo el que se alzó con el título.

Antes del comienzo de la actual campaña, Ibrahimovic declaró que "nunca" había tenido dudas de querer quedarse en el Barcelona... un mes antes de salir en dirección al Milán. De este modo, se convertía en el primer jugador que vivía cuatro traspasos por más de 20 millones de euros.

Zlatan Ibrahimovic y Pep Guardiola

La relación con el técnico del Barcelona, Pep Guardiola, claramente no fue óptima. "Guardiola no me quiere", "cuando entro en una habitación en la que está Guardiola, él sale fuera" o "Guardiola es el filósofo que ha roto mi sueño de estar en el Barcelona". Son frases que muestran el descontento del jugador antes de su salida hacia Italia.

Ahora, en el Milán vive su primera temporada y ya ha perdido la ocasión de ganar la Copa de Europa tras caer en octavos contra el Tottenham. Tendrá que esperar a 2012 para ver si es capaz de vencer una mala racha que parece haberse convertido en maldición. Lo que no sabemos es si será con el Milán o con otro equipo, ya que tras caer en Europa se especula con su salida en el próximo mercado de fichajes. Está en el lugar equivocado, en el momento equivocado. Pero, ¿y si es él el jugador equivocado?

Artículos destacados

Comentarios recientes