Una filosofía romántica pero sin títulos

El Arsenal es 100% Wenger

El romanticismo sigue existiendo en el fútbol. Todavía resiste al envite de la presión mediática, el mercado de traspasos, las estrellas fugaces y, sobre todo, de la necesidad imperiosa de resultados. Por eso Arsene Wenger continúa siendo una 'rara avis' en la primera fila del fútbol mundial. Pero, ¿es efectivo y viable?

El francés llegó al Arsenal en 1996. Antes de aterrizar en Londres, un paso fugaz por el fútbol japonés y un título de Liga y otro de Copa con el AS Mónaco. Dos años después consiguió su primer doblete de Premier League y FA Cup con un equipo en el que sobresalían Marc Overmars, Emmanuel Petit, Dennis Bergkamp, Tony Adams o Nicolas Anelka.

Arsene Wenger

Una vez alcanzado el reconocimiento y el éxito, Wenger comenzó el camino que realmente quería recorrer. Empezó a construir un club de cantera, a imagen y semejanza de lo que habían hecho otros clubes en Europa como el Ajax. Fichó a un inmenso número de jugadores jóvenes, desconocidos para el gran público y que llegaban a Highbury atraídos por el talento de su Director Técnico.

Ese es el principal activo de Arsene Wenger, haber creado una filosofía de vida con la que se reconoce fácilmente al Arsenal actual. Un modelo que, sin embargo, se le puede llevar por delante. El francés es parte de la historia del Arsenal y ya es el técnico que más partidos ha dirigido desde la banda, 829. Todo un récord, teniendo en cuenta que su palmarés no es nada boyante para los 15 años que lleva en un banquillo tan exigente como éste.

Arsenal campeon 2003-2004

El Arsenal ha ganado con el francés tres títulos de Premier League (1997-98, 2001-02 y 2003-04), cuatro FA Cup (1997-98, 2001-02, 2002-03 y 2004-05) y cuatro Community Shield (1998, 1999, 2002 y 2004). Ni un solo título en Europa. Algo inpensable en cualquier otro club de nivel en Europa. Dos finales alcanzó y las dos las perdió: la primera en la Copa de la UEFA contra el Galatasaray en 2000 (perdió por penaltis) y la segunda, la final de la Champions League que el FC Barcelona le arrebató en Roma.

A la sombra de Wenger han crecido grandes jugadores jóvenes como Anelka, Adebayor, Cesc Fábregas, Van Persie, Vieira o Henry, pero todos se han marchado o están buscando una salida. Buscan títulos y sobre todo un fútbol menos filosófico que el del francés.

Y es que su excesivo gusto por el academicismo ha hecho que muchos jugadores hayan acabado mal con Wenger. Lass Diarrá, actual mediocentro del Real Madrid, salió rebotado de los 'Gunners' y no habla muy bien del técnico."No aprendí nada con él. Sólo me enseñó a tener dudas por todo", le reprocha el medio galo.

[video:http://www.youtube.com/watch?v=dMeUb7Is2Dw]

Wenger ha tenido en su mano algunos de los mejores equipos de la historia del Arsenal. Ha alcanzado dos dobletes (1998 y 2002) e incluso logró el hito de completar un año completo sin perder ni un solo partido: 26 victorias, 12 empates y cero derrotas. Fue en la temporada 2003-2004, la última en la que el club del norte de Londres logró la Premier. Desde ese momento, sólo ha levantado una FA Cup, lo que empieza a cansar a muchos aficionados que ven que la era del técnico en el banquillo puede estar llegando a su fin.

El estilo del Arsenal es el estilo de Wenger. Ambos están condenados a entenderse porque difícilmente podrían trabajar el uno sin el otro. Ni el técnico tendría tanta libertad para realizar su trabajo tal y como lo hace hoy en otro club de primer nivel (sólo hay que ver cómo rechazó la oferta del Real Madrid por ello), ni el Arsenal podría fácilmente continuar con su política de cantera sin el francés.

Si los 'Gunners' no pasan de eliminatoria en la Champions, su temporada quedará en la cuerda floja. Con el descalabro en la final de la Carling Cup reciente y con la liga inglesa más complicada de los últimos años, las voces que piden un cambio de rumbo comienzan a hacer ruido en el Emirates Stadium.

Artículos destacados

Comentarios recientes