Mourinho, a punto de ser apuñalado

Un aficionado intentó agredirle

El último desplazamiento del Real Madrid a La Coruña es uno de esos momentos que querrán quitar de su cabeza tanto los aficionados del equipo merengue como sus jugadores y, sobre todo, su técnico, que además de no conseguir los tres puntos, sufrió un intento de agresión.

La llegada de Mourinho a tierras gallegas debió ser un aviso de lo que pocas horas después ocurriría en el campo. La rocambolesca historia, que hasta ahora no se conocía, la vamos a contar ahora.

Llega el Real Madrid al aeropuerto y, como suele ocurrir habitualmente, los aficionados que se agolpan en la puerta empiezan a llamar a los futbolistas y técnicos del equipo para hacerse fotos o pedir autógrafos.

Un grupo de seguidores llama a Mourinho, que se acerca hasta ellos, con la fortuna de que uno de los miembros de seguridad del club se sitúa junto a él para evitar cualquier tipo de agresión.

Una vez en ahí, el encargado de seguridad que iba con Mourinho parece que nota un fuerte pinchazo, que consiguió disimular para no generar revuelo. Ante esto, la seguridad del club procedió como corresponde y mandaron al entrenador y a los jugadores al autobús para no correr más riesgos. Mientras tanto, el resto de la expedición madridista continuó en el aeropuerto pendiente de lo que había ocurrido.

El resultado final es que uno de los responsables que se encargan de la seguridad del equipo en los desplazamientos había recibido una punzada, de unos cuatro centímetros, que iba dirigida al entrenador portugués del Real Madrid.

Artículos destacados

Comentarios recientes